Sube un 20% la dieta de los ediles del interior

Sube un 20% la dieta de los ediles del interior
En el convenio de asistencia que firmarán los intendentes con el PE se elevará de $ 2.500 a $ 3.000 el tope salarial para los concejales. La medida rige para los representantes vecinales de los municipios que integran el Pacto Social. Si perciben asignaciones familiares y antigüedad pueden cobrar más.
En un año que se presenta difícil para las finanzas domésticas, los concejales del interior picaron en punta y arrancaron al Poder Ejecutivo el compromiso de autorizar una suba del 20% en sus haberes; porcentaje, incluso, superior a la pauta salarial que se baraja para las próximas paritarias.

Ediles de varios municipios comenzaron a hacer público su reclamo en diciembre y lo reforzaron durante enero, justo antes de que cada Concejo Deliberante sesionara para autorizar a los intendentes a firmar una nueva versión del Pacto Social con la Provincia. Por medio del acuerdo, el Gobierno prestará $ 566,2 millones para la atención de la política salarial del ejercicio 2009 (pago de los haberes durante los 12 meses, más las dos cuotas del sueldo anual complementario).

En rigor, la decisión política adoptada por el Poder Ejecutivo implica una flexibilización del tope salarial que rige para 12 de los 18 municipios del interior. De esta forma, el techo vigente se elevará de $ 2.500 a $ 3.000 cuando los intendentes rubriquen con el gobernador, José Alperovich, los convenios particulares de asistencia financiera. El acto formal se concretará una vez que el mandatario regrese de España, país al que viajará como miembro de la comitiva oficial de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Para acceder al préstamo, las administraciones ceden en favor del poder central los fondos de coparticipación necesarios para la cancelación de la cuota mensual y quedan impedidos de incrementar el gasto referido a la planilla salarial.

Se trata del segundo incremento anual consecutivo en los haberes de los representantes vecinales del interior. En el verano de 2008, los concejales lograron elevar el tope salarial vigente desde 2004 (pasó de $ 2.000 a $ 2.500). De todas formas, la existencia de un techo para las dietas no impide que los ediles perciban ingresos mensuales superiores al monto fijado. En efecto, el límite no contempla los aportes fijados por ley (como el pago de asignaciones familiares, título, y antigüedad, por ejemplo).

Distinciones

El sueldo tampoco es el mismo para los concejales de distintas ciudades del interior. De hecho, el tope en las dietas rige sólo para los municipios que firmaron el Pacto Social con la Provincia.

De esa manera, los haberes de los ediles de La Cocha, Graneros, Simoca, Trancas, Las Talitas y Burruyacu (no reciben asistencia del PE para el pago de sueldos) se rigen directamente por lo que establece la Ley 5.529 (Orgánica de Municipalidades). La norma sostiene que los representantes vecinales percibirán el 85% de la remuneración del intendente (artículo 9). Pero también en el caso de los intendentes se producen diferencias: el de la capital cobra hasta un 95% de lo que recibe un ministro del PE, mientras que los intendentes de municipios de primera categoría un 85%; los de segunda, un 70%; y los de tercera, un 60% (artículo 45).

Desde enero de 2006, un ministro del PE percibe alrededor de $ 9.000 mensuales, mientras que el intendente de la capital unos $ 5.300. Los concejales de la capital, en tanto, tienen una dieta de $ 4.500, cifra a la que se suman los fondos para gastos sociales y el pago de ítems como título y antigüedad, entre otros.

El reclamo de los concejales del interior por lograr una mejora en sus dietas comenzó, aunque de manera aislada, en 2006. A fines de julio de ese año, en Banda del Río Salí, los ediles avanzaron con un aumento, pero el intendente Zacarías Khoder lo frenó con un veto. Los representantes de Trancas (no está dentro del Pacto Social para sueldos) también habían actualizado sus haberes, pero esa medida fue vetada. En Famaillá, el caso derivó en un conflicto que incluyó protestas de empleados municipales.

A poco de iniciado su segundo mandato, el gobernador Alperovich decidió limitar los haberes de los legisladores: hoy, la dieta es de $ 6.000. Los 93 comisionados rurales, en tanto, tienen ingresos mensuales por $ 5.800. En caso de que posean título universitario, sus salarios suelen superar los $ 6.000.

Comentá la nota