El subdirector de Rentas aseguró que el conflicto con los trabajadores ya se había solucionado y no habría motivo para nuevos reclamos

El subdirector de la Dirección Provincial de Rentas, Luis Salas, se refirió al reclamo que llevan adelante trabajadores nucleados en APUAP, ATE y UPCN, indicando que pese a que no tuvieron una comunicación formal con los gremios, supone que se fundamentan en el rechazo a una resolución ministerial emanada desde la cartera de hacienda asignándoles un pago adicional a dos empleados jerárquicos, cuestión que el resto de los empleados no comparte.
El funcionario explicó que el conflicto se originó al momento de reformular el organigrama de Rentas, donde se incluyó a los nuevos empleados, y que se renueva ahora que se les abona esta suma.

En este sentido resaltó que "no se nos ha comunicado decisión alguna de asambleas o medidas de fuerza dictada por los gremios, por lo cual ya hemos cursado notas a quienes hoy no se encuentran prestando sus servicios para que informen los motivos".

"Ni ATE, ni UPCN, ni APUAP dictaron formalmente medidas de fuerza".

Por lo tanto dedujo que "por los carteles que observamos, es una oposición a una resolución ministerial, la cual tiene como antecedente un conflicto que se suscitó a fines de 2008, cuando se aprobó un nuevo organigrama de la Dirección Provincial de Rentas. El mismo se vino trabajando por más de 4 años, donde tuvieron participación todos los empleados, que fue diseñado por la Dirección Provincial de Personal, con el asesoramiento de los administradores gubernamentales, que es una oficina técnica que tiene jurisdicción nacional".

Según afirmó Salas, allí se dispuso la creación de coordinaciones en distintas áreas, que fueron cubiertos por distintos funcionarios, quienes al iniciar sus tareas solicitaron percibir los mismos haberes que cobran todos los empleados de la Dirección de Rentas.

Ante esto hubo una ferviente oposición de una parte del personal, que derivó en una medida judicial, la cual salió en contra de lo que reclamaban los nuevos funcionarios.

"Para salvar este conflicto – prosiguió el funcionario - el Ministro (de hacienda, Miguel Lembo) resolvió el conflicto de una manera en la que no se veían perjudicados los intereses de ninguno. Lo que reclamaban los funcionarios era el pago del adicional fondo estímulo que se reparte entre todos los empleados de la repartición, y el resto pedían que no se les abone. Incluso en aquella oportunidad se consideró la opción de que se pague pero no de los mismos fondos que se les paga a todos los empleados. Eso es lo que dispuso el ministro, abonarles pero no de los mismos fondos, para evitar que esto disminuya el adicional para el resto. Son dos los empleados en cuestión".

Además, minimizó el acompañamiento de la protesta indicando que "de acuerdo a los informes que tengo yo, son unas 50 personas las que han hecho abandono de tareas, sobre una planta de 200, quienes aparentemente no estarían de acuerdo con la resolución".

Finalmente hizo referencia a la utilización de una cuenta, que según los trabajadores no corresponde. "A criterio de ellos esa cuenta no es la correcta, pero hay un expediente, por donde se tramitó esto, que tiene dictamen y toma de razón de fiscalía de estado y del tribunal de cuentas, y donde hay un informe del director provincial de presupuesto. Es una cuenta correspondiente a los pagos de personal".

En definitiva señaló que "a nuestro juicio el conflicto había quedado subsanado. A partir de allí no ha sido expresado cual ha sido el agravio que han sentido estos agentes que no están prestando servicio".

Por ello, "en lo disciplinario ellos deben volver a prestar servicio porque no han evidenciado ningún tipo de conflicto. De allí en más ya hemos prestado parte a la dirección de personal, para que tome conocimiento y nos indique las medidas que tengamos que tomar" concluyó.

Comentá la nota