SUBAS HASTA EL 200 POR CIENTO "Más importante que aumentar las multas es hacerlas cumplir"

Así lo aseguraron desde la asociación civil Luchemos por la Vida, luego de que el Gobierno bonaerense anunciara un fuerte aumento en los valores de las multas de tránsito. No obstante, celebraron la medida ya que consideraron que los conductores "son hijos del rigor" y "sólo reaccionan cuando se les toca el bolsillo".
Desde la asociación civil Luchemos por la Vida celebraron la medida de elevar hasta un 200 por ciento los valores de las multas en la provincia de Buenos Aires, pero reconocieron que "más importante que aumentar las multas es hacerlas cumplir".

En diálogo con Info Región, el colaborador de la asociación Axel Demn´onio explicó que "es bueno que se endurezcan las multas pero lo más importante es que se hagan cumplir y que después no sean perdonadas, como ocurrió semanas atrás".

"Ojala no sea una iniciativa sólo para recaudar dinero, espero que este aumento venga acompañado de una serie de medidas que ayuden a evitar los accidentes de tránsito. Lamentablemente, todas las políticas que tomó el Gobierno sólo quedaron en un intento", cuestionó.

Lo cierto es que a partir de la adhesión de la Provincia a la Ley Nacional de Tránsito, y con la intención de "unificar criterios" en el valor de las multas que se cobran en los 134 municipios del territorio bonaerense, se establecieron nuevos valores que regirán a partir del 10 de agosto.

"La experiencia nos indica que los conductores somos hijos del rigor. Sólo cumplimos las leyes cuando nos tocan el bolsillo. Eso se vio en 2003, cuando en Capital Federal se comenzó a multar la falta del cinturón de seguridad y todos comenzaron a usarlo", señaló.

Con las nuevas tarifas, el conductor que se excediera en el límite de la ingesta de alcohol deberá pagar 960 pesos, 160 más de lo que se abonaba hasta ahora. En tanto, quines se nieguen a realizarse el control de alcoholemia deberán pagar 3840 pesos.

En este sentido, Demn´onio remarcó que "además de sancionar a los infractores, hay que comenzar a educar a los chicos en la escuela y reforzar todo lo referido a la educación vial".

Los choques siguen siendo la primera causa de muerte entre los menores de 35 años y la tercera si se considera la población de todas las edades. Las autopistas, avenidas y rutas son a diario escenarios de terribles accidentes, algo de lo que la región sur no está exenta.

Familias como Arduini, Castillo o Tonelli aún piden Justicia y que "se tome conciencia de que el auto es un arma que puede matar".

En diciembre de 2004, Carla Arduini de 15 años y su abuelo salieron a caminar por Lanús. Al llegar a la esquina de Hipólito Yrigoyen y 25 de Mayo cruzaron la calle con la luz verde de un semáforo y, en ese mismo momento, fueron atropellados por un camión que pasó en rojo.

En febrero de 2008, Tiziano Castillo, de 3 años, y su mamá Cristina de 24 caminaban por Villa Galicia, en Lomas de Zamora, y al llegar a la intersección de las calles Madreselva y Collivadino, el Fiat 147 que conducía Pablo Mancuso a exceso de velocidad los arrolló.

La madre del niño falleció camino al Hospital Gandulfo, mientras que el chiquito agonizó tres días en el Hospital de Niños de La Plata.

Un año más tarde, Ariel Tonelli murió al ser atropellado por una camioneta que habría cruzado con el semáforo en rojo la esquina de Piaggio y Colombres, en Lomas.

Comentá la nota