Por la suba del gas, en Salta prefieren calefacción eléctrica

Tanto el costo de los artefactos, como el precio de consumo, son menores en el caso de la energía eléctrica. Anoche la Nación incrementó el límite en Salta a 1.200 m3 para no pagar el incremento. En Santa Cruz es de 8.650.
La llegada de los primeros fríos intensos a la provincia provocó que los salteños opten por calefaccionar sus hogares con energía eléctrica.

Sucede que desde la entrada en vigencia del cargo por "exceso" de consumo, creado a través del polémico decreto 2067 por el Gobierno Nacional, las tarifas del gas natural domiciliario se fueron a las nubes.

En Salta, el gasto máximo permitido que debe tener una familia para no pagar el recargo es de 800 metros cúbicos al año (anoche el Gobierno Nacional anunció que lo elevará a 1.200, dependiendo el municipio). Esto es lo que gasta un matrimonio, sin hijos, utilizando una cocina, calefón y un calefactor que sea encendido muy esporádicamente.

Una familia tipo, con consumos medios, supera generalmente los 1.000 metros cúbicos anuales.

Esto las posiciona en la categoría residencial R3, sobre la que se aplican los recargos del decreto 2067.

Estos van desde el 80 hasta el 340 por ciento y que, según comenzaron a advertir distintas organizaciones de defensa de usuarios y consumidores, treparán durante el invierno hasta el 400 por ciento.

Sin comparación

En los comercios locales se consiguen calefactores eléctricos por menos de 100 pesos.

Una estufa eléctrica de 200 pesos rinde lo mismo que el más económico de los calefactores a gas, cuyo precio oscila en los 350 pesos.

Así como se presenta la tarifa de gas en la actualidad, el eléctrico es más barato en todo concepto: precios y consumos.

Gas, pero en garrafas

Otra de las salidas que se adoptó en Salta y en gran parte de las provincias del norte del país es utilizar garrafas de Gas Licuado de Petróleo.

En este caso tampoco se puede realizar una comparación, ya que el cilindro de 10 kilogramos se puede conseguir por 16 pesos, cuando una factura por esa misma cantidad de gas roza los 150 pesos.

En Capital se registró un intenso movimiento durante los últimos días en las fraccionadoras de gas que venden las llamadas "garrafas sociales".

Volver a las raíces

La Puna salteña es una de las zonas más castigadas por la abrupta suba de la tarifa del gas domiciliario.

Es la misma gente del lugar la que decidió dejar de utilizarlo y volver a la leña de la zona (tola, rica rica y añagua). La camionada de cualquiera de las especies autóctonas cuesta 70 pesos, más 50 de flete. La traen de 20 a 30 kilómetros de San Antonio de los Cobres. Por otro lado está la leña de quebracho, que cuesta 450 pesos la tonelada.

El pedido

Durante la sesión de la Cámara de Diputados de la semana pasada, se aprobó un proyecto para solicitar al Ejecutivo Provincial que gestione ante el Gobierno nacional la elevación del límite de consumo. Sucede que la región del NOA tiene límites que van desde los 700 hasta los 900 metros cúbicos anuales. En otras regiones (como en Santa Cruz oeste, donde la presidenta Fernández de Kirchner tiene su hogar) el límite se estableció en 8.650 metros cúbicos anuales.

Ampliaron el tope de consumo

Pese a la decisión del Gobierno, el NOA es la región menos beneficiada de todo el país, con un cupo mucho menor al resto.

El Gobierno nacional dispuso elevar, desde el primero de mayo hasta el 31 de agosto, los límites de consumo anual de gas.

Esto implica que los usuarios deberían verse "beneficiados" con las próximas dos facturas que reciban.

La región que menos aumento recibió es -como de costumbre- la del NOA, que pasará de los actuales 700, 800 y 900 metros cúbicos a 1.050 y 1.200, aunque esto dependerá de la ubicación de cada municipio.

En Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, los usuarios que consuman menos de 1.500 metros cúbicos al año estarán exceptuados del recargo.

A su vez, en las provincias que componen la región de Cuyo el tope se elevó de 1.400 a 2.051 metros cúbicos.

En tanto que para Capital Federal y Gran Buenos Aires el límite pasará de 1.000 a 1.500 metros cúbicos.

El anuncio

La medida fue dada a conocer ayer por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

El funcionario dijo que, en realidad, la medida "se tomó como consecuencia del descenso de los precios de los combustibles al momento de la implementación del cargo, en noviembre pasado".

"La Presidenta nos ha instruido a elevar, desde el 1 de mayo al 31 de agosto, los techos de consumo anual de gas a fin de excluir del cargo a más de un millón de hogares de clase media", señaló el funcionario kirchnerista.

En noviembre de 2008 se implementó este polémico cargo tarifario no sólo a los hogares de mayor consumo, sino también a aquellos que se encuentran en la parte norte del país.

Comentá la nota