La suba del salario mínimo se puede licuar por la inflación

El aumento de precios absorberá el incremento salarial
Para la consultora Ecolatina, con el salario mínimo vigente a julio sólo se puede adquirir 74% de los bienes y servicios básicos. Mejorará en agosto pero el aumento de los precios erosionará el poder adquisitivo.

La suba del salario mínimo de 1.240 a 1.500 pesos acordada la semana pasada representa una mejora transitoria pero, en términos de poder adquisitivo, su impacto dependerá del comportamiento de la inflación de los próximos meses, advirtió hoy la consultora Ecolatina.

"A partir de la aceleración de los precios en 2007, las subas del ingreso mínimo elevan el poder adquisitivo de los trabajadores de manera transitoria pues la inflación acaba erosionando los incrementos nominales", destacó.

Según el informe, el ratio de cobertura del salario mínimo respecto del costo de la Canasta Básica Total (CBT) -que se desprende del IPC Ecolatina- alcanzó el máximo a fines de 2006 (91%) y en menos de dos años cayó a 64%.

La consultora precisó que con el salario mínimo vigente a julio sólo se puede adquirir 74% de los bienes y servicios básicos. "La relación mejorará a partir de agosto, pero a futuro la suba de los precios volverá a erosionar el poder adquisitivo como lo viene haciendo en los últimos años", estimó.

La suba del salario mínimo vital y móvil en tres cuotas (1.400 en agosto, 1.440 en octubre, y 1.500 en enero) beneficiará a unos 300.000 trabajadores. El informe remarcó que el aumento puede generar un re-escalamiento sobre algunos empleados formales y sirve de referencia para las aquellos gremios que aún no han acordado paritarias.

Sin embargo, consideró que "en un contexto recesivo como el actual y con desempleo creciente, el acuerdo alcanzado muy probablemente no signifique una mejora significativa para los empleados informales". Así, puntualizó que el impacto del nuevo salario mínimo diverge entre provincias.

"En la región patagónica donde el sueldo promedio supera en más de tres veces al salario mínimo, el impacto es prácticamente nulo. Como contrapartida, en las provincias del NEA y el NOA, que tienen salarios más cercanos al mínimo, se espera que la incidencia del incremento sea significativa", señaló.

Comentá la nota