Suba de precios ayudó a YPF a compensar retenciones.

La petrolera ganó el año pasado unos 3.640 millones de pesos, una suma inferior a las ganancias del 2007, y compensó el impacto de las retenciones con los precios de las naftas.
La petrolera YPF cerró el ejercicio 2008 con una ganancia neta de 3.640 millones de pesos, unos 1.159 millones de euros, lo que representa un 5,6 por ciento menos que en el ejercicio 2007.

La firma, perteneciente al grupo Repsol pero que cuenta con capital argentina aportado por el grupo Eskenazi logró compensar la pérdida que le representó la aplicación de retenciones a las exportaciones por parte del gobierno nacional gracias al aumento en los precios de los combustibles y a un aumento en la venta de productos destilados.

“Un incremento de los precios en el mercado local y el aumento de ventas de productos petrolíferos han compensado parcialmente el impacto de los impuestos aplicados a la exportación, el aumento de los costos, y el efecto de la depreciación del peso con respecto al dólar” señala el informe que elevó este jueves la petrolera a la Bolsa de Comercio y a la Comisión Nacional de de Valores (CNV).

El paper precisa además que “las inversiones de YPF en 2008 ascendieron a 1.508 millones de euros que se han destinado en un 57 por ciento a proyectos de desarrollo en Exploración y Producción”.

La petrolera destacó que las inversiones realizadas en bienes de uso fueron de unos 6.810 millones de pesos, superando en un 17 por ciento las contabilizadas a lo largo del 2007.

En cuanto a su aporte al fisco, los impuestos, contribuciones, y regalías ingresados al gobierno nacional, y las provincias fueron de aproximadamente 17.276 millones de pesos, superando en un 38 por ciento a los ingresados a lo largo del 2007.

Este fuerte aumento en la contribución a las arcas del Estado está dado principalmente por el aporte de las retenciones a las exportaciones, dado que las provincias siguieron percibiendo casi los mismos niveles del año anterior en concepto de regalías dado que para el mercado interno el precio estaba “planchado” por la misma aplicación de las retenciones.

Comentá la nota