La suba del petróleo apuntaló a los mercados.

En la Bolsa local, los papeles de Petrobras subieron 10,5 por ciento y también se destacó el salto de 7,7 por ciento de Tenaris, la principal productora mundial de tubos de acero sin costura para la industria petrolera.
La primera rueda del año operó en positivo en la Bolsa de Comercio aunque sin perder la prudencia frente a los datos negativos de la economía mundial (ver aparte). Los operadores intentaron un “borrón y cuenta nueva” en una primera jornada que movilizó un volumen acotado de negocios. La suba del petróleo a nivel internacional (ver aparte) condujo una recuperación de 5,9 por ciento en el Merval. En títulos públicos, en tanto, se registraron alzas de hasta 3,15 por ciento. El dólar abrió el año sin cambios, a 3,47 pesos, en una jornada con escaso volumen y sin intervención del Banco Central. En Wall Street los principales índices accionarios acumularon mejoras superiores al 2 por ciento.

Los datos de recesión en los Estados Unidos y Europa auguraban un pésimo estreno de año para las bolsas mundiales. Sin embargo, los inversores se empecinaron en darle un comienzo feliz, aunque no se sostenga en el tiempo. En Nueva York, el Dow Jones Industriales se coronó con un alza de 2,9 por ciento, mientras que el índice tecnológico Nasdaq arrojó una ganancia de 3,5 por ciento. La acciones de General Motors lideraron la escalada al revalorizarse un 16 por ciento, ante las especulaciones de un rescate a las suministradoras de piezas para las automotrices radicadas en Detroit: General Motors, Ford y Chrysler.

Se conoció también que la administración estadounidense venderá el banco californiano IndyMac, que quebró en julio, a un grupo de inversionistas privados por unos 13.900 millones de dólares. La transacción se llevará a cabo a finales de enero o principios de febrero, mientras que la intervención de IndyMac costará a los contribuyentes entre 8500 y 9400 millones de dólares. El grupo IMB Management Holdings LP se hará cargo de la entidad rescatada por el Tesoro.

En Europa las subas fueron todavía más acentuadas. El mercado de Londres avanzó 2,9 por ciento; Francfurt, un 3,4 por ciento; y París, un 4,1 por ciento. Las subas en el Viejo Continente contrastaron con las previsiones que la Universidad de Oxford hizo para este año, con una nueva caída de la renta per cápita británica, incluso inferior en 7 por ciento respecto de la italiana. Más temprano, la plaza de Hong Kong finalizó la primera rueda con una ganancia de 4,6 por ciento.

El optimismo contagió a la región, y la suba del petróleo fue un empujón extra. La Bolsa paulista obtuvo un alza de 7,2 por ciento en su principal panel, el Bovespa, que ganó 2693 unidades, mientras que el dólar cedió un poco de terreno a 2,333 reales por unidad.

En la plaza local se verificó la misma tendencia. El Merval cerró en los 1143 puntos, con una suba de 5,9 por ciento. Los papeles de Petrobras se impusieron con un aumento de 10,5 por ciento. Además se destacó el salto de 7,7 por ciento de Tenaris, la principal productora mundial de tubos de acero sin costura para la industria petrolera. Tenaris y Petrobras, justamente, son las principales integrantes del nuevo índice Merval, con ponderaciones de 34,4 y 11,5 por ciento, respectivamente.

Desde ayer, la composición del Merval incluye además a los papeles de Banco Macro, Pampa Holding, Grupo Galicia, Telecom, Petrobras Energía, Molinos Río de la Plata, Edenor, Mirgor, Banco Francés, Siderar, Banco Patagonia y Aluar. Con la nueva configuración subieron también fuerte las acciones de Edenor, 9,7 por ciento; Petrobras Energía, 6,8 por ciento; Mirgor, 6,6 por ciento; Banco Patagonia, 5,5 por ciento; y Siderar y Pampa Holding, ambos un 5,1 por ciento. El volumen de negocios fue de 33 millones de pesos.

En títulos públicos, la deuda argentina finalizó sobre terreno positivo. La mejora promedio fue de 0,6 por ciento, aunque se destacó el desempeño del Par en pesos, que ganó 3,15 por ciento; del Bogar 2018, con un 2,9 por ciento; del Descuento, 2,6 por ciento; y del Boden 2013, con un 1,8 por ciento. En bonos se negociaron unos insignificantes 46 millones de pesos.

La plaza cambiaria porteña arrancó con una leve alza mayorista y sin la presencia del Central. En una rueda que duplicó en negocios, con 230 millones de dólares, a la del miércoles, la divisa avanzó medio centavo, a 3,458 pesos. “Fue un mercado sin mayores presiones, donde los exportadores casi no aparecieron, al igual que el BC”, explicó Sebastián Javier Centurión, responsable de ABC Mercado de Cambios. Al público, el billete verde cerró en 3,47 pesos para la venta en los principales bancos y casas de cambio del microcentro porteño.

Comentá la nota