Suba de la mortalidad infantil en Capital

En la ciudad de Córdoba el aumento fue leve, de una décima. En la provincia está igual que en 2007. El índice no mejora.
Aunque ya han comenzado a instrumentarse acciones sanitarias, reducir la mortalidad infantil sigue siendo una cuestión aún no resuelta para la provincia de Córdoba. Eso es lo que reflejan los datos provisorios para 2008, que muestran que, si bien el año pasado la tasa habría comenzado a estabilizarse, todavía no se logra disminuir la cantidad de bebés que mueren antes de cumplir 1 año.

Así, a nivel de toda la provincia, la tasa provisoria que maneja el Ministerio de Salud es de 12,6 fallecimientos cada mil nacimientos. Es el mismo valor de 2007, año en que se produjo un aumento de un punto con respecto a 2006 (11,6) y cambió la tendencia descendente que se venía registrando desde 2002.

A su vez, para Córdoba capital, la tasa muestra incluso una leve suba respecto a 2007, según los datos provisorios brindados por la secretaria de Salud de la Municipalidad, María José Manfredi. En el distrito más estratégico –concentra alrededor de la mitad de todos los nacimientos de la provincia–, la tasa habría pasado de 12,8 en 2007 a 12,9 en 2008, un fuerte retroceso después de la significativa reducción lograda en 2006, cuando el indicador cayó a 10,8. "Pero si bien la curva sigue el ascenso de 2007 a 2008, la tendencia es a estabilizarse", sostuvo Manfredi.

La tasa de mortalidad infantil mide la cantidad de fallecimientos de niños menores de 12 meses por cada mil bebés nacidos vivos, en un año.

Más muertes que en 2007. El amesetamiento que muestra la tasa de 2008 se vincula al aumento en el número de nacimientos que se registró en la provincia el año pasado, según explicaron la titular de Maternidad e Infancia de la Provincia, Marcela Miravet, y la secretaria de Salud municipal. Mientras en 2007 se anotaron 53.845 nacimientos en toda la provincia, en 2008 se registraron 56.012, o sea 2.167 más.

Por eso, aunque la tasa no subió, el año pasado murieron en Córdoba más bebés que en 2007.

En 2008 fallecieron en la provincia 703 niños de 0 a 12 meses; 26 más que el año anterior y 80 más que en 2006. De los decesos registrados el año pasado, a su vez, 309 corresponden a la capital provincial, donde murieron 14 bebés más que en 2007, según informó Manfredi.

Prematurez, bajo peso al nacer, infecciones y malformaciones congénitas se cuentan entre las principales causas de muerte.

Lo que ya empezó. "Por las cifras preliminares no esperamos una suba en la tasa definitiva", dijo el ministro de Salud de la Provincia, Oscar González, quien enfatizó que en octubre su cartera sanitaria puso en marcha un plan para reducir la mortalidad infantil.

La iniciativa se lanzó luego de que, en junio, se conociera el aumento del indicador por primera vez en cinco años, e incluye acciones de captación activa de embarazadas y control de la gestación, atención adecuada de los recién nacidos y seguimiento de los recién nacidos de riesgo. Y también apunta a la coordinación de las intervenciones sanitarias con los municipios.

"Las acciones ya han comenzado prácticamente todas y este año tienen que funcionar a pleno", señaló González. Detalló al respecto que ya funciona una Unidad Ejecutora de seguimiento, a cargo de Miravet; que se trabaja en armar una red de ocho neonatologías de complejidad intermedia en el interior, y en la capacitación de neonatólogos; y que está en marcha la licitación para proveer leche a embarazadas y niños.

Anticipó que habrá una reasignación de los fondos del Plan Nacer hacia intervenciones de atención primaria y primer nivel de atención, que hoy se cuentan entre los puntos más vulnerables para reducir las muertes infantiles. El Nacer es un programa nacional destinado a mejorar la atención de madres y niños hasta 5 años sin cobertura, por el cual centros de salud de distintos puntos de la provincia reciben alrededor de 8,5 millones de pesos anuales.

"Antes se privilegiaban los aranceles del parto, cesárea y atención de neonatología, y ahora vamos a destinar menos recursos a eso y más a acciones como captación temprana de las embarazadas, controles de gestación y de niños sanos, en toda la red", precisó.

La Capital, sin definiciones. Por otra parte, el ministro subrayó que las cifras "están mejor en el interior que en la Capital", distrito que tiene el mayor peso a la hora de definir el indicador provincial, y que aún no se sumó al programa provincial para reducir la mortalidad infantil, ni al Plan Nacer.

"Las conversaciones están prácticamente terminadas para que la ciudad se incorpore", dijo González. Y reiteró la importancia que tendría, a su criterio, que la Municipalidad adhiriera también al Nacer. Hasta ahora el municipio no lo hizo por la oposición del superpoderoso gremio municipal.

Al respecto, Manfredi no precisó cuándo la Capital se sumará al programa del ministerio para reducir la mortalidad materna. Y eludió responder sobre cuál será el futuro del hasta ahora abortado Plan Nacer en la ciudad.

Comentá la nota