Suba de inmuebles triplicó a acciones

Suba de inmuebles triplicó a acciones
ES DESDE 2001. INDICIO DE QUE LA BOLSA SIGUE RETRASADA
Mientras que las propiedades subieron un 110% en dólares desde la pesificación hasta hoy, las acciones locales sólo subieron un 42%. El dato es relevante porque la evolución del valor de las acciones y la de las propiedades suelen registrar fluctuaciones similares. Pero en los últimos dos años, mientras los precios del metro cuadrado en la Capital Federal continúan incrementándose, el Merval Argentina quedó rezagado.

Los datos se desprenden de un informe elaborado por la sociedad de Bolsa Tavelli & Cía. Muestra que desde comienzos de esta década hasta mitad del año 2007 puede apreciarse que ambas variables (el m² y el Merval Argentina) se comportan en forma similar. A partir de allí, «los valores de los inmuebles continuaron su senda alcista, mientras que las acciones locales mostraron, primero un pequeño movimiento lateral, para luego pasar a una corrección hasta marzo de este año, recuperándose luego en forma sostenida durante los últimos meses», indica.

El cambio en la relación de las acciones locales y el valor de las propiedades se explica principalmente porque los inmuebles se han ubicado indiscutiblemente como la opción de ahorro de mayor preferencia entre los argentinos.

Principalmente, esto se evidenció a partir de la crisis de 2001-2002, que desató una profunda desconfianza a los clientes bancarios, alejándolos de otras formas de ahorro tradicional como los depósitos a plazo fijo.

Pero este fenómeno no se registra sólo en la Argentina, sino que en el resto del mundo también se observó durante los últimos años un aumento significativo en el valor de los inmuebles, hasta que la llegada de la crisis de las hipotecas en Estados Unidos, que hacia fines de 2007 provocó fuertes bajas de precios a nivel global.

A partir de mediados de este año, se evidenció también una mayor aversión al riesgo y se profundizó la tendencia a mantener el valor del ahorro mediante la compra de inmuebles y el posicionamiento en dólares, en detrimento de la renta variable local, que como consecuencia presentó un fuerte ajuste.

Según el informe, además, algunas situaciones excepcionales como el conflicto con el sector agropecuario, la estatización de los fondos de las AFJP y algunas medidas de política económica impactaron también en las valuaciones bursátiles.

Para los analistas de Tavelli & Cía., cabría esperar que la diferencia entre el valor de las acciones y las propiedades «tienda a converger lentamente hacia la media. En este punto creemos que la reversión hacia valores más estables debería darse vía el incremento en el valor de las acciones locales, dado que no es esperable una corrección significativa en el valor de las propiedades en el corto plazo».

Éstos son los datos que se desprenden del informe, que indica que los últimos registros disponibles (agosto de 2009) muestran que el valor del metro cuadrado promedio asciende a u$s 1.783, mientras que el Merval Argentina cotizaba en ese entonces a u$s 326:

# Hasta julio de 2007, el coeficiente de correlación entre el metro cuadrado y el Merval Argentina era de 0,85. Para el período comprendido entre agosto de 2007 y marzo de 2009, el mercado accionario presentó una fuerte corrección mientras que el mercado inmobiliario continuó en la senda alcista, resultando en una correlación negativa de 0,78.

# En los últimos meses el Merval Argentina se recuperó fuertemente mientras que las propiedades, luego de un corto período de estabilidad, empiezan a retomar la suba. El coeficiente de correlación se ubica en 0,91 para el período comprendido entre abril y agosto de este año, más en línea con los parámetros históricos.

# En junio de 2002, mes en donde comenzó la recuperación económica, un departamento de 60 m² costaba en promedio unos u$s 26.745, lo que representa unas 366 unidades del Índice Merval Argentina.

# En febrero de 2005 esta relación cayó a 106, mínimo valor desde la salida de la convertibilidad y similar al de los primeros meses de 2001, demostrando la evolución positiva de las acciones en relación con los inmuebles.

Comentá la nota