La suba en la luz cosecha cada vez más quejas

Al menos cuatro manifestaciones se realizaron en la capital tucumana, en contra de los abultados incrementos en las boletas de EDET. Dirigentes defensores de usuarios piden que se revea el aumento. “El barrio se cansó de pagar los abusos de los gobernantes”.
Los usuarios se hicieron sentir: ayer grupos de clientes de EDET realizaron al menos cuatro manifestaciones en distintos puntos de la ciudad, para protestar en contra de los abultados incrementos de la tarifa del servicio eléctrico.

Alrededor de 500 personas, integrantes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), de la CGT, de las 62 Organizaciones Peronistas y de la Asociación de Usuarios y Vecinos Autoconvocados, entre otras organizaciones políticas y sociales se congregaron frente a la sede de EDET, donde repudiaron la suba en la boleta del servicio de la luz.

Mientras una comisión integrada por Vicente Ruiz (CCC), Jesús Pellasio (CGT), Edmundo Romano y Carlos Petersen (Autoconvocados) era recibida por el gerente general de la distribuidora, Günther Hofmann, afuera, los manifestantes pintaban con aerosol y arrojaban huevazos a la fachada del edificio de la compañía. “Nos recibió y, después de oír las quejas y la propuesta de retrotraer la tarifa al cuadro anterior, y de que se emita una nueva factura, el gerente de EDET quedó en analizar (sic) y contestar”, explicó Pellasio.

Luego de la protesta en EDET, los manifestantes se trasladaron a la sede de la Defensoría del Pueblo, donde el ombudsman, Jorge García Mena, les comunicó que espera un llamado de las autoridades de EDET, ya que, según dijo, le pidió a la firma que no corte el suministro a los usuarios que no hayan pagado sus boletas.

“Tanto en EDET como en la Defensoría planteamos que tienen que retrotraer todo esto a la facturación anterior. La responsabilidad es del Poder Ejecutivo y de la Legislatura, que deben suspender y derogar las resoluciones 475/08 y 563/08”, aseveró Romano. Después, los manifestantes fueron a la plaza Independencia donde hicieron un acto, en medio de una fuerte presencia policial. Por la tarde, unos 200 vecinos de Villa Alem interrumpieron el tránsito en la esquina de Chacabuco y Matheu para rechazar la suba en la tarifa de la luz y, además, para exigir que se solucionen los problemas en las cloacas. “Todos necesitamos y tenemos derecho a tener un descanso digno y nuestro clima así lo exige. A quien trabaja 12, 16 o más horas por día para poder comprar un acondicionador de aire, EDET le condiciona el consumo hasta 300 kwh bimestrales, cuando es sabido que es imposible ese gasto al usar aires o ventiladores”, se lee en una carta de los vecinos dirigida a las autoridades provinciales. “Este es un barrio que se cansó de pagar los abusos de los gobernantes; lo de la luz es la gota que rebasó el vaso”, expresó René González.

Los vecinos también pidieron soluciones para otros problemas, como el estado en el que se encuentran las cloacas. “Vino gente de otras zonas del barrio y vamos a realizar una asamblea para definir los pasos que vamos a seguir”, afirmó Ema Corbalán.

“La clase trabajadora se ve impotente ante este avasallamiento permanente de las empresas que prestan sus servicios a nuestra provincia. Hoy, EDET; mañana, el gas; luego, el agua y los impuestos, todos abusivos. Queremos que respondan, señores gobernantes”, espetaron.

Otro grupo de entre 20 y 30 vecinos también protestó por el alza tarifaria frente al club Floresta.

A las 20, la Federación de Organizaciones no Gubernamentales realizó un acto, también en la plaza Independencia, donde se dieron cita unas 200 personas.

En la protesta estuvieron presentes el ex vicegobernador Fernando Juri, y el presidente de la Federación de ONG, José García. “Vengo a participar como ciudadano y como un usuario más. Estos tarifazos ahogan a las familias tucumanas; a la suba la vamos a tener que asumir todos, porque los grandes usuarios volcarán estos incrementos a los precios”, expresó Juri, ahora opositor.

García convocó para el martes a las 10 a una sentada en la entrada del edificio de EDET. “No vamos a pagar las boletas, porque están mal emitidas”, dijo.

Comentá la nota