La suba del 25 por ciento serían 18 millones de pesos y deberían recaudar el triple para financiarla

Es la estimación que hizo el jefe de Gabinete Carlos Fernández, tras el pedido del Sindicato de Trabajadores Municipales que conduce Roberto Martínez Lastra. Los profesionales médicos solicitan incluso más: un 33 por ciento. El Gobierno sólo negocia con la gremial histórica y no con la Cicop.
Luego de que el Sindicato de Trabajadores Municipales presentara oficialmente un pedido de incremento salarial del 25 por ciento, desde el gobierno de Miguel Lunghi advirtieron la consecuencia que una recomposición de esa magnitud tendría en las arcas municipales durante 2009.

A saber, es la antesala de una discusión que recién inician de manera pública y el número se irá reduciendo a medida que concreten los encuentros entre ambos sectores, tal cual ha sucedido de 2003 a esta parte.

“Primero, hay que decir que cualquier pedido de recomposición salarial hoy en la Argentina es justo, pero en ese porcentaje al Municipio le costaría unos 18 millones de pesos más, sólo para 2009”, señaló ayer el jefe de Gabinete Carlos Fernández, al ser consultado sobre el reclamo sectorial.

Y agregó: “Para que tengamos una idea, deberíamos recaudar el triple de lo que tenemos previsto para este año de la Tasa de Seguridad e Higiene”, para graficar lo lejos que están las proyecciones de la Secretaría de Economía de los números que solicita la gremial municipal.

En paralelo, se sabe que los profesionales médicos nucleados en la Cicop piden una recomposición salarial aún mayor: del 33 por ciento (ver aparte).

Sucede que tras el XXIII Congreso General de Delegados de Cicop se intimó al gobierno bonaerense de Daniel Scioli a convocar de manera urgente a la paritaria sectorial para avanzar en recomposición salarial (el gremio exige una mejora del 33 por ciento), además de solicitar que se incrementen la cantidad de cargos, la desprecarización y la regularización de la Carrera Profesional Hospitalaria.

Los delegados también decidieron exigir a los gobiernos municipales la equiparación salarial, el fin del trabajo precario y el pleno respeto a la libertad sindical, atentos a casos como el de Tandil en donde no son reconocidos desde el Gobierno.

Hace días elevaron un petitorio al Intendente, con 5 puntos, donde solicitan un reescalafonamiento, incremento en los salarios básicos del orden del 33 por ciento, elevar el valor de la guardia semanal a 1.000 pesos y un veinte por ciento más para los fines de semana.

“Nosotros debemos atenernos a lo que nos indica la legislación laboral y hasta ahora la personería jurídica la tiene solamente el Sindicato de Trabajadores Municipales” planteó ayer Fernández, al describir que más allá de los contactos informales sólo se sentarán con la entidad que conduce Martínez Lastra.

En paralelo, volvió a elogiar los resultados obtenidos hasta el año 2008 en materia salarial: “Hasta el acuerdo firmado por nosotros y por el Sindicato el año pasado, está claro que la recomposición salarial de los municipales viene por encima de lo que surge de organismos como el Indec, donde lo de Guillermo Moreno es una verdadera payasada. Eso es lo que surge de los últimos acuerdos firmados y además los municipales de Tandil ganan uno de los mejores sueldos de la Provincia, ninguno menos de 1200 pesos en el bolsillo, algo que ha llegado a reconocer la misma Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales en su momento”.

Cabe recordar que ése fue uno de los datos que en su momento dejó el titular de esa entidad, Alfredo Atanasoff, cuando visitó Tandil hace dos años y terminó llevándose de Belgrano al 400 un acuerdo, además de un libro sobre la Piedra Movediza, bajo el brazo.

La semana que viene, cuando el secretario de Gobierno Marcos Nicolini se reincorpore de las vacaciones, los actores se sentarán en la mesa con los números deseados que, al menos hoy, parecen lejos de los posibles.*

Comentá la nota