La suba de la carne arrastra a toda la canasta

La suba de la carne arrastra a toda la canasta
2010 comenzó con una acelerada inflación, a la que estiman para enero en el 2%. Fuertes aumentos se registran en casi todos los alimentos, en especial los vegetales. La lechuga se llegó a comercializar en algunos lugares a 9,50 el kilo. El pescado ya subió $ 2.
El aumento del 30% de la carne vacuna arrastró a otros productos de la canasta básica a elevar sus precios, principalmente los vegetales verdes como la lechuga, que se ha convertido por estos días en un bien de lujo.

Es que el año 2010 comenzó con una aceleración de la inflación. De acuerdo con las estimaciones de analistas privados, el primer mes del año cerrará con una suba en torno al 2 por ciento en el costo de vida, impulsada por los fuertes aumentos en los precios de los alimentos y, en particular, de la carne.

Tradicionalmente, enero y febrero son meses de fuertes aumentos por factores estacionales, pero en este caso también hay una tendencia a la suba. La aceleración del costo de vida se inició en los últimos meses de 2009 y se mantuvo en las últimas semanas de enero.

Pollo por carne

El gusto por las grandes comidas o la "cocina tradicional" ha sufrido un cambio en este último tiempo y en el bolsillo de los consumidores esto se siente a la hora de las compras. Es que el tradicional asadito de los domingos o las infaltables milanesas con papas y puré van dando lugar a comidas más baratas como el pollo y verduras de estación.

La tendencia viene en alza. En un hipermercado de Las Heras la lechuga mantecosa se llegó a encontrar a $ 9,50 el kilogramo y los precios varían de $ 5 a $ 6,50 según la variedad. El calor y el granizo indican los comerciantes habrían jugado una mala pasada a este vegetal, al igual que la acelga: el atado está a $ 2,50.

El filet de merluza también tuvo una variación respecto del año pasado cuando el kilogramo costaba $ 20 y hoy está en $ 22 sin espina. La merluza entera se encuentra en $ 14 pesos. Según indicaron desde Mar Cantábrico los precios han variado desde diciembre pero se calcula que se mantendrán hasta Semana Santa cuando el consumo aumenta.

"Se vendió más que en 2009 debido también a la suba en los precios de la carne, y las perspectivas son buenas. Las ventas vienen bien en febrero y no esperamos subas siempre que se mantenga los precios de acuerdo al costo en la cadena de distribución", explicó Claudio Arenas vendedor de un local que funciona en el Mercado Central.

El cerdo, pese a las recomendaciones de la Presidenta, continuó estable durante estos últimos días y hoy el kilogramo se encuentra en $ 27,90, la costeleta en $ 25 y la costilla en $ 24,50. El consumo, sostienen desde la carnicería Hermanos Naser, se mantiene estable y no hay grandes variaciones.

Pero no todas son pálidas. La contracara de estos aumentos es la tendencia a la baja del pollo que viene mostrando en estos últimos meses. Pasó desde diciembre de $ 11,50 a $ 9,50 el kilogramo.

En WalMart ayer el pollo estaba de oferta a $ 5,97 el kg y era el producto que más se reponía en góndolas. "La gente después del aumento de la carne se inclinó un poco más por las verduras y sobre todo por el pollo, que tenderá a la baja. Calculamos que a mediados de marzo-abril llegará a $ 7 el kilogramo", sostuvo Manuel Bravo de Avícola San José.

Según los comerciantes la baja en el precio del pollo se debe principalmente a ciclos estacionales y las subas comienzan a partir de noviembre. "Hoy el consumidor cambió la milanesa de ternera por la de pollo", agregó Rafael, vendedor de Avícola Luján.

Comentá la nota