Strassera, contra el proyecto de ADN compulsivo

Los adoptados en la dictadura "tienen derecho a negarse" a las pruebas, dijo.
El ex fiscal del Juicio a las Juntas, Julio César Strassera, salió al cruce del proyecto de ADN que impulsa el kirchnerismo y que podría tener el miércoles media sanción en Diputados. Strassera puntualizó que los niños que fueron adoptados durante la dictadura militar "tienen derecho a negarse" a ser sometidos a extraerse sangre compulsivamente para determinar cuáles son sus padres biológicos.

"No se puede tratar de defender los derechos humanos contra los derechos humanos", afirmó Strassera en una entrevista concedida a radio Continental.

El proyecto de ley kirchnerista establece que un juez puede ordenar pruebas de ADN en base a la "extracción de sangre, saliva, piel, cabello u otras muestras biológicas" en el caso de los imputados por sustracción o sustitución de identidad.

La iniciativa provoca una fuerte polémica. La primera en salir con los tapones de punta fue la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. En una conferencia de prensa brindada la semana pasada, señaló: "Es terrible que se vote la ley para la extracción compulsiva de ADN en la búsqueda de identidad. Esa ley no está dirigida a proteger los derechos humanos sino que está dirigida, y tiene nombre y apellido, a los hijos de la señora (Ernestina) Herrera de Noble. Quiero denunciar al matrimonio. Esto es fascismo puro".

Carrió asoció el proyecto a una "venganza personal" de Kirchner y se mostró dispuesta a que sus legisladores den pelea en el Congreso: "Los hijos de Herrera de Noble son nuestros hijos", dijo.

Horas más tarde, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien respalda a la ley, criticó con dureza a la chaqueña. Lo mismo hicieron los habituales voceros del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El ex fiscal Strassera, sin embargo, respaldó a Carrió. "Aunque tengo una muy buena relación con Carlotto y estoy enemistado con Lilita, si tengo que darle la razón a alguien, se la tengo que dar a Carrió".

Y agregó: "la normativa podría justificarse en menores, pero si una persona mayor de edad no quiere y se niega a investigar su origen, hay que respetarla. Las leyes tienen que ser parejas con todos y no contra alguien".

Comentá la nota