“Stornelli pidió mi cabeza”

Marta Arriola, la funcionaria de Minoridad expulsada del gobierno de Scioli, dijo que esto le comunicó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. Se había manifestado en contra de bajar la edad de imputabilidad.
Martha Arriola, subsecretaria de Niñez y Adolescencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia fue separada de su cargo tras realizar declaraciones contra el gobierno de Daniel Scioli. Fue durante una entrevista al diario La Nación en la que dijo “la inseguridad que vivimos no se resuelve criminalizando a los chicos”. Haciendo referencia a lo que había dicho el gobernador. Estas expresiones se suman a la situación de disconformidad que había deslizado el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien salió a respaldar a la funcionaria.

Pese a reconocer "dificultades operativas" en la implementación de esa norma, Arroyo no quiso cuestionar a Arriola: es "honesta, trabajadora y capaz", afirmó.

Por su parte, Arriola dijo que conocía la decisión oficial de separarla del cargo desde el último jueves, y cargó contra el ministro de Seguridad, Carlos Stornelli."El ministro Arroyo me había dicho que Stornelli pidió mi cabeza", aseguró.

La referencia no parece ser casual: Arriola fue funcionaria del ex ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanián, y criticó con dureza a Stornelli por haber difundido cifras sobre la cantidad de delitos en los que intervienen menores en la provincia de Buenos Aires.

Además de los cuestionamientos de Arriola, en su alejamiento puede haber pesado una reciente declaración de la Suprema Corte, que denunció que funcionarios de Minoridad disponen traslados y hasta libertad de menores que están bajo proceso sin autorización del juez.

"Nosotros apuntamos a fortalecer la tarea a iniciar una segunda etapa, razón por lo cual le pedí a Arriola la renuncia, considerando que es una persona absolutamente honesta, trabajadora y capaz que le dedicó mucho esfuerzo y dedicación a una tarea compleja que requiere nuevas modalidades de intervención, en donde el sistema Penal Juvenil y todo lo que hace a los chicos en conflicto con la ley requiere una tratamiento especializado y diferente", explicó Arroyo.

En ese marco, y como una respuesta a la ahora ex funcionaria, Arroyo informó que para 2009 se decidió aumentar el presupuesto de área en 190 a 300 millones, incorporar a 120 personas especializadas y avanzar en la creación de seis instituciones.

Arriola, al negar que su alejamiento se hubiera decidido hace unos días, dijo: "tuve una reunión con Arroyo con todo mi equipo y la situación no estaba absolutamente definida, es más, íbamos a trabajar hoy por la tarde", aseguró.

No obstante, reconoció que "íntimamente tenía la convicción que no podía" quedarse en el cargo, aunque "sí estaba intentando darle continuidad al trabajo fuerte y comprometido" que según afirmó, tuvo su equipo durante este año.

Otro de los cuestionamientos que hizo la ex funcionaria es que el área debería recibir el triple de asignación monetaria y exigió que “se declare la emergencia en materia de niñez y adolescencia”.

Arriola no es un caso aislado dentro del gabinete de Scioli. A pesar de los silencios mediáticos que hacen los funcionarios, se estima que el próximo año comenzará con una imagen renovada. A pesar de la remoción, desde la gobernación informaron que “la separación de Arriola estaba analizada desde la semana pasada”.

En tanto, Cristina Tabolaro, será la reemplazante en el área que dejó esta mañana Arriola. Los antecedentes laborales de Tabolaro indican que trabajó en la misma función durante la gestión de Felipe Solá.

Comentá la nota