Stornelli: el caso Bergara "no está esclarecido"

Un capitán y un teniente de la Jefatura Distrital de Berazategui fueron detenidos por el caso, pero el ministro de Seguridad bonaerense aseguró que los arrestos fueron "preventivos". Scioli pidió prudencia para tratar el secuestro.
Daniel Scioli se comunicó hoy con el jefe de la policía de la provincia, superintendente Daniel Salcedo, para pedirle prudencia a la hora de tratar el secuestro de Leonardo Bergara, el empresario secuestrado en ranelagh. "Hay que cuidar la vida de Leonardo para que pronto pueda estar con su familia", le dijo Scioli a Salcedo en un llamado telefónico.

La comunicación se produjo luego de que trascendiera la detención -anoche- de un capitán y un teniente

pertenecientes a la distrital de Berazategui tras una serie de operativos. Las casas de los efectivos fueron allanadas en las últimas horas y en la del teniente se secuestraron seis kilos de marihuana, añadieron los informantes. Ambos fueron desafectados del servicio.

"Hagamos todo lo necesario para el avance de la investigación, pero pido prudencia porque Leonardo aún está en cautiverio", agregó Scioli.

Por su parte, el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, advirtió esta tarde que el secuestro de Leonardo Bergara "no está esclarecido" y aseguró que los policías que quedaron detenidos tendrían una "relación tangencial" con la investigación.

En diálogo con radio Continental, Stornelli quiso mantener la "más absoluta reserva" en la causa y se negó a ventilar las pruebas que motivaron a la fiscal federal Silvia Cavallo, a cargo de la causa del secuestro, a pedir las detenciones de dos policías. Sin embargo, el ministro bonaerense aseguró que las detenciones fueron "una cuestión casi profiláctica, preventiva, que ha tomado la fiscal porque no hay que dejar ninguna prueba librada al azar".

Leonardo Bergara fue capturado en Ranelagh el 22 de diciembre pasado y sus secuestradores exigen medio millón de dólares de rescate. Entre pruebas de vida y espera una por una investigación judicial y de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense, se llegó a sospechar de dos policías.

Comentá la nota