Stornelli aún no amplió su denuncia y crecen críticas

El fiscal iba a tomarle testimonio pero el ministro, que acusó a policías de contratar menores para matar mujeres, adujo "problemas de agenda".
El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, adujo ayer "problemas de agenda" que lo "retuvieron en la capital federal", que no permitieron realizar la audiencia en la que el fiscal platense Marcelo Romero tenía previsto pedirle que ampliara su denuncia sobre una presunta instigación al delito de parte de policías que les pagarían a menores para que asesinen mujeres simulando intentos de robos de automotores. Fue al cabo de otra jornada en la que se registraron nuevos cuestionamientos a este funcionario.

Según trascendidos confiables, el fiscal tenía previsto, inclusive, acceder a documentación del ministerio de Seguridad que podría ser útil para investigar la denuncia de Stornelli, pero al no estar el ministro no habría podido realizar ese trámite.

Como se sabe, Stornelli presentó el lunes ante el fiscal Romero una denuncia en la que sostiene que "policías en actividad, retirados y exonerados" estarían llevando a cabo una maniobra de "desprestigio" en su contra, contratando "menores y mayores" para cometer crímenes (de mujeres) en ocasión de robo de autos. Según su presentación, semejante accionar sería consecuencia de relevos y medidas que él dispuso en el área de Automotores de la Policía, que generaron la reacción de quienes habrían visto "afectados negocios espurios" que desarrollaban desde esa dependencia.

El ministro fundó esa presentación en "denuncias anónimas" que dijo haber recibido y no aportó nombres ni pruebas.

NUEVO PEDIDO DE RENUNCIA

En ese marco, desde la Legislatura volvieron a escucharse ayer críticas a Stornelli y aún pedidos de renuncia. Cuestionamientos que se redoblaron en medio de los gravísimos hechos delictivos que se registran cotidianamente y los crecientes indicios de ineficacia policial, y que se reavivaron cuando el ministro no concurrió a una convocatoria que le había cursado la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados para que diera explicaciones sobre la situación de inseguridad reinante.

Los reclamos surgieron ahora desde el bloque de diputados del GEN, quienes criticaron el faltazo de Stornelli y pidieron su renuncia. "El ministro no se presentó porque no puede dar explicaciones al desastre de la inseguridad de la Provincia y mucho menos exponer un proyecto", dijo Juan Carlos Juárez.

Quien exigió el alejamiento de Stornelli fue la diputada radical Cecilia Moreau, "a raíz -fundamentó- de los reiterados hechos delictivos acaecidos en la Provincia y el bochorno del caso Pomar", preguntándose "qué más tiene que pasar para que un funcionario se dé cuenta de que no está a la altura de las circunstancias?".

Los diputados de la CC-ARI tampoco ahorraron munición gruesa. Luego de la presentación de Stornelli ante la Justicia, el diputado nacional por la Provincia Horacio Piemonte denunció que ni Stornelli ni Scioli "tienen un plan de seguridad".

"Scioli debería reconocer de manera urgente su fracaso en materia de seguridad, sincerar, al menos una vez, su ineptitud e inoperancia para brindar tranquilidad a la población y darse cuenta de que los enemigos de su gobierno no son los pobres sino los grupos enquistados en la fuerza policial", disparó el legislador.

En el mismo sentido, la diputada de ese espacio Liliana Piani reivindicó la denuncia realizada hace meses por el juez en lo Contencioso Administrativo Luis Arias, quien había señalado que la Policía bonaerense "reclutaba menores para delinquir", a quien Stornelli había pedido por eso su desafuero".

Quien salió a "defender" a Stornelli fue el jefe de Gabinete de la Provincia, Alberto Pérez, afirmando que el ministro recibió "todo el respaldo del gobernador Scioli" por la mencionada denuncia.

Comentá la nota