Storani se defiende: "Buscan involucrarme en algo turbio"

El ex ministro dice que la Alianza buscó bajar el precio de los DNI en una dura puja con Siemens.
El ministro del Interior de la Alianza, Federico Storani presentará hoy un escrito ante el juez federal Ariel Lijo, en el que anticipará que en febrero -después de la feria judicial- hará una presentación espontánea sobre la actuación del Gobierno con Siemenes.

En diálogo con Clarín, Storani confrmó que "ante las versiones que buscan involucrarme en algún asunto turbio, aportaré al juez abundante documentación y testimonios que afirman lo contrario".

El ex ministro está disgustado por las versiones que lo ligan a los supuestos sobornos: "Yo pedí -aclaró- que se incluya la revisión de este contrato en la ley de Emergencia Económica". Enseguida recordó que "mantuvimos una dura negociación con la empresa. Nadie en ese momento pedía la rescisión del contrato. Ni siquiera el Síndico General de la Nación, Rafael Bielsa, quien nos reclamó que pidiéramos a Siemenes la estructura de costos, cosa que la empresa nunca quiso darnos."

El ex ministro y diputado explicó que la pretensión del gobierno de la Alianza pasaba por conseguir una rebaja en el precio de los DNI y que fuera opcional la entrega a domicilio, lo que reduciría a 25 pesos el costo total.

"Además, -especificó Storani- la administración de la Alianza pedía que se ampliara la entrega gratuita de DNI de 75 mil a 200 mil documentos para jubilados y que se estableciera un precio especial de 20 pesos a gente de menores recursos".

El ex ministro recordó: "En esos momentos consulté al Jefe de la Policía Federal Rubén Santos que era un especialista en la materia y dijo que los DNI podían hacerse por la mitad del precio establecido en el contrato".

Como la negociación no avanzaba se hizo una reunión cumbre entre el presidente Fernando De la Rúa y los ejecutivos de Siemens en la que participó Storani: "Allí -destacó el ex ministro- un integrante de la empresa le entregó al presidente una carta del canciller alemán Gerhard Schröder en la que ponía de manifiesto la preocupación del gobierno alemán por la situación y que peligraban las inversiones de ese país".

Storani destacó la "actitud digna de De la Rúa quien -según recordó ayer el ex ministro- les contestó a los ejecutivos de Siemens más o menos con las siguientes palabras: Dígale al Canciller que se ocupe de cosas más importantes. Aquí las empresas tienen todas las garantías."

Storani además se defendió de las críticas contra su actuación en este caso.

Aclaró que "siempre en la negociación con Siemens estuvimos varios funcionarios como el titular del Renaper Gastón Ortiz Maldonado, mi jefe de asesores Rubén Berri y Mario Vincens en representación del ministerio de Economía".

Y remarcó que "en última instancia a quien le iba a tocar definir el entuerto era a De la Rúa, quien optó cuando yo ya no era ministro por rescindir el contrato, en defensa de los intereses nacionales".

Comentá la nota