Stolbizer molesta con Ferro, Morán, Cravero y Grau

Elisa Carrió lanzó el viernes último su nuevo espacio político, en lo que resultó su reaparición pública, en un difícil momento del Acuerdo Cívico y Social -alianza de radicales, Gen (partido de Stolbizer), Ari, socialistas y cobistas-, y dejó en evidencia una ruptura que será difícil de subsanar entre los socios principales de la Coalición Cívica en su versión original, eso es Ari y Gen, o dicho de otra forma: Carrió y Stolbizer.
Mediante una nota general, Carrió invitó a sus pares del Gen -como a otros espacios-, a participar del evento, y el partido de Stolbizer decidió no concurrir formalmente luego de varios cabildeos.

A Stolbizer le molestó que los Lilitos -incluso la misma Carrió-, hablaran con intendentes de su sector para invitarlos, y un día antes del acto, hubo un encuentro entre ambos partidos para intentar una salida a la crisis. La situación resultó infructuosa y la guerra terminó declarada.

En ese marco, los de Stolbizer tuvieron una reunión "reservada" en la que decidieron no concurrir al acto, entre otras cosas, dicen, porque no hubo una invitación "formal y satisfactoria". Pero sin embargo, minutos antes del lanzamiento del partido de Carrió, un grupo de dirigentes del Gen, encabezados por los legisladores nacionales Juan Carlos Morán (Bolívar) y Francisco Ferro (Saladillo), y el provincial Jorge Cravero (Roque Pérez) y el senador electo Mariano Grau (25 de Mayo), con la adhesión de dirigentes como el intendente Omar Duclós (Azul), el legislador bonaerense José Luis Comparato (Azul) y el edil electo Ernesto Cladera (Olavarría), -todos ellos de la Séptima Sección Electoral-, decidieron "cortarse solos" y asistir al cónclave, según publicó Impulso Baires.

"Debilitar el liderazgo"

Ese medio electrónico (www.impulsobaires.com.ar) apuntó que la situación se cristalizó en una nota enviada por Morán, en donde dice que luego de haber recibido una invitación del máximo operador de Carrió, el diputado Adrián Pérez, ese sector tomó la decisión de concurrir, argumentando que lo hicieron para "construir una alternativa dentro del ACyS distinta a la aristocracia que manejó el partido radical en estos últimos años".

Luego de esa nota por email, Stolbizer habría montado en cólera y dialogado con una decena de dirigentes de su agrupación, en donde "desautorizó" con durísimos términos a la "misión extraoficial" del Gen a ese encuentro.

Una altísima fuente del Gen sostuvo a Impulso Baires que la molestia de Stolbizer por la actitud de los "rebeldes" es "mayúscula", y dijo que la dirigente plasmó su "enojo" en una comunicación directa con la plana mayor del Gen, hecho que se habría dado el lunes pasado.

Incluso, la misma fuente que dialogó con el citado portal, sostuvo que Stolbizer habría expresado que el grupo de los "rebeldes" de la Séptima sección intentan "debilitar su liderazgo partidario".

Muchos ya se preguntan cuantos referentes seguirán alistados al Gen, y si la actitud de los "rebeldes" de la Séptima Sección tendrá vía de resolución, o será un quiebre definitivo.

Comentá la nota