Stolbizer manda cartas para reunir al Acuerdo

La líder del GEN les envió cartas a Elisa Carrió, Rubén Giustiniani y Gerardo Morales para reclamar que se reactive el diálogo en el Acuerdo Cívico y Social. Ninguno de los tres le contestó.
Aunque intentan asegurar que están más unidos que nunca, no logran demostrarlo. Después de la elección del 28 de junio, los máximos referentes del Acuerdo Cívico y Social no volvieron a dar conferencias –ni a posar para la foto– todos juntos. Y parece que no hay esfuerzo que logre torcer el rumbo de las cosas. Hace un mes la líder del GEN, Margarita Stolbizer, mandó cartas idénticas a Elisa Carrió (Coalición Cívica), Gerardo Morales (UCR) y Rubén Giustiniani (Partido Socialista) con el objetivo de "recomponer un marco de diálogo" de todos los integrantes del ACyS "como ámbito más conveniente que las reuniones bilaterales" y para establecer "un conjunto de normas que fortalezcan este espacio desde el reconocimiento y el respeto a nuestras diversas identidades y autonomía". No obtuvo respuesta.

Desde todos los sectores intentaron bajarle el tono a los desencuentros. "Rubén está de acuerdo con volver a reunirse pero las cuestiones internas de cada partido hicieron que todo se enfriara", señaló un fuente cercana a Giustiniani. Desde el radicalismo dieron una respuesta parecida: "Hay otros temas que resolver antes que pensar en hacer cumbres". La UCR debe definir quién será su nuevo presidente. El sábado pasado los radicales "orgánicos" impulsaron la candidatura de Morales como presidente del partido. La decisión no cayó bien en el seno del cobismo, donde aseguran que fue una movida para agradarle a Carrió, quien no quiere que el vicepresidente gane protagonismo en el espacio.

Por su parte, Carrió bajó la intensidad de su actividad política y mediática. Hace 10 días lanzó su nuevo partido (Coalición Cívica-ARI) pero después volvió a resguardarse, con pocas apariciones públicas, y no tiene previsto para los próximos días reunirse con los referentes del ACyS. Menos con Stolbizer, con quien no habla desde que la moronense aceptó participar de la ronda de diálogo impulsada por el gobierno nacional. El único contacto posterior habría sido un e-mail en el que la chaqueña la invitó a participar del lanzamiento del nuevo partido, al que el GEN no se sumó.

Después de la carta que mandó Margarita llamando a retomar el diálogo grupal pasó todo lo contrario. Diez días más tarde, el 1 de octubre, Carrió –que llevaba días de inactividad producto de su estrés– recibió a Morales en su casa. Hablaron de coordinar el trabajo legislativo y de postergar la danza de nombres candidateables porque les generaba problemas internos. Luego el jujeño, por teléfono, le informó a Giustinani los resultados de la reunión.

Después llegó el acto en el que la chaqueña formalizó el surgimiento de la CC-ARI. No se sumaron al partido los radicales porteños que estaban embarcados dentro de la CC, ni Patricia Bullrich, ni la gente de Stolbizer, que hoy formalizará que no pertenecerá al bloque de los lilitos en Diputados. Continuaban manifestando, mediante gestos, todas sus discrepancias.

La ley de medios volvió a dejar en evidencia las diferencias dentro del Acuerdo. Mientras los socialistas votaron a favor del proyecto oficial –en general–, los radicales y los lilitos abandonaron el recinto en Diputados y votaron en contra en el Senado. ¿Volverán a mostrarse juntos? Por ahora no. Mientras tanto, Stolbizer ya piensa en redactar una segunda carta.

Un encuentro en noviembre

Los tres líderes del Acuerdo Cívico podrían volver a verse en noviembre si confirman su asistencia a los dos seminarios sobre pobreza y reformas al Consejo de la Magistratura que están tratando de organizar.

Si bien el debate tiene un capítulo técnico, se espera que Elisa Carrió, Gerardo Morales y Rubén Giustiniani marquen presencia política.

Comentá la nota