Stolbizer ya se ve afuera de la Coalición Cívica.

Desoyó el pedido de Carrió de no asistir al diálogo con Scioli y se agravó la interna.
La semana que acaba de terminar dejó a Margarita Stolbizer y su grupo político, el GEN, con un pie afuera de la Coalición Cívica. El martes pasado, en una reunión de la mesa política de la CC, se le indicó al respresentante del GEN (Stolbizer estuvo ese día en Santa Fe) que no acudieran al diálogo político convocado por el gobernador Daniel Scioli. La recomendación fue desoída por Stolbizer. "Lo que hizo Margarita fue una nueva provocación", evaluó enojada una integrante de la CC, y agregó: "No se puede estar en una coalición, sino se respeta lo que la conducción decide". Desde el GEN, Jaime Linares, ex intendente de Bahía Blanca y diputado bonaerense, respondió: "A nosotros nadie nos va a marcar la cancha; si nos siguen presionando, esperaremos que Carrió vuelva de vacaciones y repartimos los bienes".

Las antiguas desconfianzas entre la dirigente bonaerense y Elisa Carrió, se reavivaron hace dos semanas por la decisión de Stolbizer de aceptar ir al diálogo político convocado por el gobierno nacional. La jefa de la Coalición Cívica sostuvo que el diálogo debía acotarse al Parlamento. Antes de irse de vacaciones, Carrió instruyó a sus dirigentes más confiables que reprodujeran donde fuera la postura intransigente. Los diputados Fernando Sánchez y Patricia Bullrich fueron las voces cantantes.

"Si durante toda la campaña reclamé diálogo, no puedo negarme a la invitación", dijo Stolbizer cuando fue a la Casa Rosada, y participó junto a las delegaciones radical, socialista y cobista de la primera rueda del diálogo político. "La Coalición Cívica tenía que estar, sino le regalábamos la representación del Acuerdo Cívico y Social al radicalismo", justificaron desde el GEN.

Días después, como respuesta a la rebeldía de Stolbizer, los diputados del ARI rompieron el bloque de la CC (que conduce Linares) en la provincia de Buenos Aires. "Fue una irresponsabilidad de Bullrich y del ARI romper el bloque por un tema opinable", comentó Linares a Clarín.

Este clima enrarecido fue el marco de la reunión de la plana mayor de la CC. Del cónclave participaron Bullrich, Adrián Pérez, "Toti" Flores, Carlos López Iglesias (titular del ARI), Elsa Quiróz, María Eugenia Estenssoro y Enrique Olivera. Gerardo Milman fue quien receptó la intimación al GEN de abstenerse de ir a ver a Scioli.

Olivera estuvo entre los que plantearon que la CC necesita "modificar su sistema de toma de decisiones", para que sea más participativo y menos personalista. El actual legislador porteño, cree que "por los éxitos logrados, hay que pasar de la adolescencia, a la madurez". Y anticipó en la reunión: "Si Macri nos convoca a un diálogo, yo voy". Olivera, aunque en tono medido, también discrepó con Carrió por no asistir al diálogo. "No hubo una discusión orgánica sobre ir o no ir al diálogo", se quejó Olivera.

En el GEN creen que "mucho debe cambiar" en la CC para no romper. "Bullrich actúa con una concepción verticalista propia del peronismo", dicen. "Si ellos nos piden que recapacitemos nosotros, no hay mucho más que hablar. No vine a este espacio para recibir órdenes", reafirma Linares. Se espera el regreso de Carrió para mediados de semana. Su palabra será decisiva para saber si el GEN y la CC siguen juntos.

Comentá la nota