El stock ganadero cayó en el Chaco

Hay cerca de 100 mil cabezas menos que el año pasado, lo que significa un 3.6% menos. Los rodeos también se redujeron en Corrientes y Formosa, pero en el resto de las provincias subtropicales y semiáridas, como en los casos del NOA y Misiones, la cantidad de vacunos creció.
En el último año el stock bovino argentino registró una caída del orden del 5% con una profundización del fenómeno de la migración de hacienda de las regiones pampeanas hacia las subtropicales y semiáridas. En el Chaco, se registraron unas 100 mil cabezas menos en relación con el primer semestre del año pasado, lo que representa una caída de los rodeos del 3,6%.

Eso es al menos lo que indican las cifras de vacunación contra la aftosa del Senasa, las cuales, si bien no pueden ser tomadas como una referencia exacta, son por el momento la herramienta más fidedigna para seguir la evolución del rodeo bovino argentino.

En la primera campaña antiaftosa del año 2009 el Senasa registró 55,803 millones de vacunaciones contra 59,26 millones en el mismo período de 2008 (-5,8%) y 60,16 millones en el primer semestre de 2007 (-7,2%).

Las vacunaciones realizadas en el primer semestre de 2009 en Corrientes fueron de 5,35 millones (-4,4% que en el mismo período de 2008); en Chaco de 2,65 millones (-3,5%); en Formosa de 1,78 millones (-0,9%);

Sin embargo, en las provincias norteñas de Salta, Santiago del Estero, Tucumán, Jujuy, Catamarca y Misiones el número de vacunaciones en el primer tramo de 2009 fue de 3,38 millones, una cifra 3,0% superior a la del mismo período del año pasado.

Algunas provincias del norte del país, que venían mostrando en los últimos años un sostenido crecimiento del stock ganadero, no pudieron escapar esta vez de los efectos de la brutal sequía registrada en el último año.

En las provincias "pampeanas" (Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe) las vacunaciones registradas en el primer tramo de 2009 fueron de 39,43 millones versus 42,53 millones en el primer semestre de 2008 (-7,2%). Pero si comparamos la cifra con respecto al primer semestre de 2007, vemos que la caída es del 11,2%, dado que en ese lapso se registraron 44,41 millones de inoculaciones. En términos absolutos, estamos hablando de una reducción de 4,97 millones de cabezas en los últimos dos años.

Las provincias de la región semiárida (San Luis y Mendoza) también mostraron –a pesar del impacto de la sequía– un crecimiento del stock del 3,2% (al pasar de 2,50 a 2,58 millones de inoculaciones entre ambos períodos).

La mayor caída interanual se registró en la provincia de Río Negro, donde la sequía generó una catástrofe productiva: en la primera vacunación de 2009 se inocularon 365.000 animales contra 550.000 en 2008 (-33%).

Particularidades en el Norte Grande

"De esos datos pueden desprenderse varios análisis: el primero es que se ha frenado el traslado de hacienda para su engorde en otras zonas; tal vez el precio de los fletes tiene que haber influido en este factor", dijo Fernando Selasco, integrante de la Comisión Directiva de la Fundación Argentina de Erradicación de la Fiebre Aftosa (Fadefa).

"A través de la implantación de pasturas subtropicales (tales como Gatton panic) estas provincias han desarrollado un sistema propio de encierre y terminación que hace que retengan sus cabezas y no las desplacen para su culminación en otras regiones, como se venía dando en años anteriores", agregó Selasco.

Si bien en los últimos años la ganadería en el NOA viene registrando un crecimiento sostenido, hasta el momento dicha región sigue siendo importadora de hacienda y de medias reses (el desafío es justamente autoabastecerse del producto).

"Por otra parte, esa región no ha sido tan golpeada por la sequía como otras hacia donde comúnmente se trasladaba la hacienda", aseguró Selasco.

En las provincias de Salta, Santiago del Estero, Tucumán, Jujuy, Catamarca y Misiones el número de vacunaciones en el primer tramo de 2009 fue de 3,38 millones, una cifra 3,0% superior a la del mismo período del año pasado. Por el contrario, en el NEA, las vacunaciones realizadas en el primer semestre de 2009 en Corrientes fueron de 5,35 millones (-4,4% que en el mismo período de 2008); en Chaco de 2,65 millones (-3,5%); en Formosa de 1,78 millones (-0,9%).

Comentá la nota