Stella Maris: piden que intervenga la Justicia por los "ríos de sangre"

El presidente de la unión vecinal del Stella Maris, Nicolás Reinoso, volvió a denunciar ayer a las empresas frigoríficas y pesqueras que contaminan los desagües cloacales con restos de sangre de su mercadería. Desde hace una semana trabajan en el lugar especialistas del municipio y de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada. Solicitan que la Justicia intervenga de oficio en una problemática que afecta a todos los vecinos de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly.
Vecinos y dirigentes barriales del Stella Maris denunciaron una vez más la presencia de "ríos de sangre" que provienen de empresas pesqueras y frigoríficos que tienen sus bases en cercanías del camino costero Juan Domingo Perón.

Al respecto el presidente de la vecinal del Stella Maris, Nicolás Reinoso, explicó que en esta oportunidad, "le hemos pedido intervención tanto al municipio como a la Cooperativa, quienes hicieron un trabajo eficiente, pero los vecinos volvemos a padecer un desastre de este tipo".

Los especialistas adujeron que en las cañerías había piedras, restos de trapos o bolsas amontonadas, las cuales fueron sacadas del lugar y se despejó el paso del agua contaminada.

"Nosotros como dirigentes barriales --dijo Reinoso-- hemos puesto nuestra mirada en la responsabilidad que tienen las empresas pesqueras y otros frigoríficos como la firma Hermoso que ya hemos denunciado, pero no sabemos si en esta oportunidad son exclusivamente ellos los únicos responsables".

También "sospechamos que puede haber mataderos clandestinos, lo cual hemos denunciado ante el municipio y al servicio de obras sanitarias de la Cooperativa".

Sumamente molesto por el nuevo foco contaminante en las calles de la barriada, Reinoso agregó: "queremos que las autoridades correspondientes hagan las inspecciones necesarias para que no se produzcan este tipo de incidentes que atentan con el bienestar de los vecinos y la salud de la población de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly en general", sostuvo.

"Mucho más, si estamos en un contexto de emergencia sanitaria por una pandemia que afecta las vías respiratorias de las personas. En ese sentido, estamos convencidos que los empresarios que no toman las medidas preventivas de seguridad e higiene tienen que hacerse cargo de sus errores y las autoridades caerles encima con todo el peso de la ley", agregó.

"LAS MULTAS NO SON EL REMEDIO"

El dirigente barrial opinó que las multas "no sirven para nada porque una solución de fondo sería la clausura de las empresas, en los casos que corresponda y no tener miedo del personal que queda sin trabajo ya que son las firmas contaminantes las que tienen que costear los salarios caídos de sus operarios, más allá de que sean clausurados sus establecimientos", propuso.

Insistió que nunca la justicia ha intervenido de oficio "cuando en realidad es un problema histórico del barrio pero que afecta a toda la ciudadanía. Se está contaminando la playa y la justicia debe tomar cartas en el asunto. Habrá que relevar las muestras necesarias y abordar el por qué de la saturación de las redes cloacales y los demás incidentes que se provocan por estos ríos de sangre", acotó Reinoso.

Comentá la nota