Di Stefano: "La crisis promueve inversiones en la economía real"

Optimista y claro como pocos. Con esos atributos, el reconocido economista Salvador Di Stefano pasó por Mendoza para ofrecer su mirada sobre la marcha de la crisis mundial y sus efectos sobre el país.
Dueño de un estilo particular, Distéfano habló con Ciudadano y advirtió "el tremendo endeudamiento de EE.UU., ya que desde su fundación, el 4 de julio de 1770, se endeudó en US$ 6 billones (millones de millones), mientras que el total del dinero que se va a disponer para planes de ayuda llega a US$ 5 billones".

-P: ¿La crisis en ese país es básicamente un problema de liquidez?

Distéfano: Así es, ya que por el sistema especial que poseen pueden cancelar el crédito devolviéndole la casa al banco. Entonces las entidades quedaron con los activos inmovilizados y con mucha gente pidiendo la devolución de depósitos. Esa es la raíz de la crisis de liquidez. Por eso, la estrategia es inyectar toda la liquidez necesaria hasta restablecer otra vez el equilibrio y ver cómo se sale adelante.

-P: ¿Qué consecuencias puede generar ese enorme endeudamiento?

-D: Hoy lo que quiere hacer Estados Unidos, cuya economía representa el 30% del PBI mundial, es parar el pánico. Puede haber daño colateral por hacer uso de todas esas herramientas, seguro. El daño latente es una salida con la inflación de la que ya hay indicios, que son los pisos que marcaron las materias primas (soja, trigo, oro, petróleo, etc.) y que están subiendo de precio. La soja marcó su piso en US$ 300 y hoy cotiza a US$ 350, el oro lo había establecido en US$ 700 y superó los US$ 900 y el crudo que cayó a US$ 35 y hoy está a US$ 52.

-P: Entonces, ¿la pobreza se cierne sobre el mundo?

-D: Tenemos que esperar del mundo un gran efecto pobreza que va a afectar a EE.UU. y se va a proyectar a China y a toda Europa. Si vos te ponés a observar, las exportaciones de todas los países del mundo cayeron y no está probado que podamos exportar a Marte. Por eso países como la Argentina deben achicarse, consumir los stocks y ver cuándo alcanzamos el nuevo punto de equilibrio.

-P: ¿Qué pensás de las críticas a los planes estímulo de Obama?

-D: Roubini plantea que vamos a caer en una gran depresión y que estos planes no son la solución. Para Krugman la salida es estatizar ya todo el sistema financiero. Otros pensamos que esto termina en inflación, que podrías mutar a hiperinflación. Pero lo cierto es que es muy difícil juzgar lo que está haciendo EE.UU. porque en el fondo está tratando que el mundo no caiga en una depresión. Y es entendible, porque cuando estás en una situación de última instancia cualquier cosa que hagas es bueno para detener la hemorragia. Hoy hay que detener el pánico y hay que aplicar medidas en ese sentido.

-P: ¿Pero las entidades no deberían caer para ser refundadas?

-D: Si yo te hablara desde la moralidad te diría que vayan presos los que hicieron mal las cosas y que caigan todos los bancos que fueron irresponsables. Pero eso que es muy ético, moral y justo va a causar un daño colateral tremendo sobre un montón de gente que es inocente.

Comentá la nota