Sponsors kirchneristas, la sorpresa

Cristóbal López y Claudio Cirigliano patrocinaron el coloquio, que había sido ignorado por el Gobierno desde 2003
MAR DEL PLATA.- Uno es debutante. El otro vuelve después de siete años. Dos empresarios de excelente relación con el Gobierno han decidido, para sorpresa de los asistentes, ser patrocinantes del Instituto para el Desarrollo Empresario Argentino (IDEA), el foro más ignorado por la Casa Rosada desde 2003, cuyo coloquio empezó ayer en esta ciudad.

Copa de vino en mano, solo, más flaco de lo que muestran las escasas fotos que tienen los medios, Cristóbal López, el rey de los casinos (entre otras empresas), contemplaba en silencio el lobby del Sheraton, durante el cóctel. Y por aquí esperaban todavía, anoche, el arribo del transportista Claudio Cirigliano, dueño del grupo Plaza, algo que sus voceros negaron. Ambos pagaron los 60.000 pesos de respaldo a IDEA, que alcanzó en este coloquio el récord de 90 patrocinantes.

Están en un encuentro juzgado hostil por el kirchnerismo. Hace dos años, un petrolero reconocía a este diario no haber venido sólo porque así se lo habían pedido funcionarios. ¿Qué lo trae por acá?, le preguntó LA NACION a López. Hombre desconfiado, es bastante difícil sacarle una frase al dueño de Casino Club y Alcalis de la Patagonia, entre otras. "Vine porque me invitaron, porque somos patrocinantes", contestó, seco. Se le insistió en que su presencia llamaba la atención porque siempre había sido una persona de perfil bajo. "¿Y qué es perfil bajo? Usted, en mi barrio, sería un hombre de perfil bajo: no lo conoce nadie."

La presencia de los dos empresarios, real o mediante apoyo económico, llamó la atención por aquí. "Estuve hablando 20 minutos con Cristóbal López, pero me acabo de enterar de que era él", reconocía, en el mismo cóctel, un accionista de una multinacional europea. La perplejidad alcanzó a los organizadores: en general, los sponsors son convocados en el transcurso del año desde las propias oficinas de IDEA; esta vez, tanto López como Cirigliano fueron quienes se comunicaron y se ofrecieron a contribuir.

Al transportista, incluso, le recordaron que arrastraba una vieja deuda de $ 11.000. La pagó religiosamente. Se había ido de IDEA en 2002, pero solía estar en otros foros y entidades relevantes en los 90, como la Fundación Mediterránea.

Explicaciones de un giro

"Y? cuando crecés, tenés que estar en todos lados", evaluó el vicepresidente de una empresa energética, enterado de la presencia de ambos. "Quieren estar en el establishment", resumió el dueño de una compañía industrial. "Están olfateando que hay que despegarse [del Gobierno]", agregó un ejecutivo de un grupo español. "Me parece muy raro que estén", fue lo primero que soltó un ejecutivo de un banco que, esta vez, eligió no venir. No fue el único en tomar esa decisión. Un rumor, colorido y dudoso de inocencia, circuló ayer por la tarde: Madaho´s, el pub que por años recibió a algunos ejecutivos curiosos por la noche marplatense, estará esta vez repleto de espías de los servicios de inteligencia. "Este año no había que ir", bromeó, desde Buenos Aires, un operador en conversación telefónica con este diario.

De todos modos, la concurrencia mejoró respecto de otros coloquios. Está, por ejemplo, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez.

Comentá la nota