Spinozzi: "El gobierno se victimiza y no acepta que gastó mucho y mal"

El presidente del bloque de senadores provinciales del PJ, Ricardo Spinozzi, precisó que "el presupuesto 2010 que fue aprobado por la Legislatura de la provincia el miércoles pasado asegura el financiamiento para el normal funcionamiento de la provincia, los municipios y comunas y autoriza el endeudamiento a doscientos cincuenta millones de pesos como aporte para garantizar la recomposición salarial, y de ningún modo obstaculiza el acceso a préstamos para el financiamiento de obras que necesiten de los mismos.
O sea queda habilitado el mecanismo utilizado por el Poder Ejecutivo con el que, por ejemplo, durante este año se pudo financiar la construcción de la autovía sobre la ruta 19 entre Santa Fe y San Francisco".

   "Hermes Binner dramatiza diciendo que se pierden más de 600 millones, los que iban a salir de los bolsillos de la gente con una cuota adicional de patente que no se va a cobrar o con aumentos exagerados del resto de los impuestos, pero lo que no dice es que las proyecciones de recaudación elaboradas por el gobierno son menores de lo que indican las expectativas de crecimiento y que en estos dos primeros años de gestión, virtualmente perdidos, se ha gastado de manera irresponsable sin tener en cuenta el impacto de la crisis global o la sequía", indicó el titular del Partido Justicialista.

   "Entre aumentos tributarios, la aprobación de una moratoria para aquellos que en medio de la crisis no pudieron pagar sus impuestos y el endeudamiento que se autoriza en este presupuesto, se incrementan los ingresos en una suma muy similar a la reclamada por el gobernador y se exageran las cifras publicadas en los medios, con la única intención de victimizarse y no aceptar que en esto dos años se gastó mucho y mal y se pasó de una provincia equilibrada y ejemplo en el país a otra con una realidad muy distinta", dijo Spinozzi.

   "El ministro de Gobierno y «Ampliación» del Estado, Antonio Bonfatti, habla de «desfinanciamiento» del Estado y eso no es cierto: se respetó la estructura básica del presupuesto, sus principales inversiones, la chance de dar aumentos a los agentes estatales y se dejó abierta la posibilidad de toma de mas crédito si este es necesario, con fines determinados y a tasas razonables y en lo que tendría que pensar la administración Binner es en los excesivos nombramientos de puestos políticos, en el crecimiento exponencial de ministerios, secretarías, asesores, contratos, becarios y pasantes, en los concejos consultivos rentados, los gabinetes fantasma, los canales de televisión estatales y los Puertos de la Música, que hicieron que una provincia que fue entregada con una relación uno a uno entre reserva y deuda ahora esté tres a uno para atrás, con la deuda triplicando los niveles de reserva", disparó el senador Spinozzi.

   "Cuando las elecciones le son favorables, Binner elogia la calidad de discernimiento del pueblo; cuando le son adversas apela a calificarlo como enfermo del Síndrome de Estocolmo. Cuando logra mayorías electorales, exalta la excelencia democrática del votante, pero menosprecia a la oposición y la descalifica en un acto de profundo autoritarismo. Apela al voto calificado de las grandes urbes y pretende cercenar el derecho constitucional de los territorios con menor densidad demográfica. Parece que sus mayorías son legítimas y las de los otros no", finalizó el titular del peronismo santafesino.

Comentá la nota