Spinozzi devolvió los golpes

El senador provincial afirmó que el gobierno socialista "sólo busca excusas por la falta de gestión" y dijo que "la máquina de impedir la tiene en su propio equipo". Así, volvieron a complicarse las negociaciones comenzadas en diciembre.
Aunque se había mantenido callado durante los últimos días, para preservar el incipiente diálogo con el oficialismo, ayer el presidente del Partido Justicialista y senador provincial Ricardo Spinozzi decidió responderle a Hermes Binner, quien se refirió a la oposición como "una máquina de impedir". No fue suave. "La única estrategia del gobierno socialista es buscar excusas ante la alarmante falta de gestión", fue una de las frases que disparó el dirigente reutemista. Incluso, se permitió ironizar. "Nadie le avisó al gobernador que son los propios diputados que responden a él los que traban el Presupuesto 2009, que no tuvo sanción a fines de año pasado por las diferencias entre los legisladores del PS y la UCR. La máquina de impedir el gobernador la tiene dentro de su propio equipo" dijo Spinozzi.

La respuesta a Binner significa la suspensión de la tregua. Las conversaciones que parecieron encaminarse en diciembre entre Spinozzi y el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti volvieron a empantanarse. "Habla Binner de su capacidad de gestión en la crisis del 2001. Si mal no recuerdo el Partido Socialista fue un integrante destacado de la Alianza de Fernando de la Rúa que nos llevó al borde del abismo y él mismo estuvo propuesto para ser candidato a vicepresidente acompañando en la fórmula al peor presidente de la historia", rememoró Spinozzi. Y dijo que Binner "falta a la verdad hablando de la máquina de impedir cuando el peronismo aprobó todas las leyes que propuso en estos trece meses, con la obvia excepción del impuestazo, hoy a todas luces innecesario".

El senador provincial se refirió a "la vieja costumbre de echar culpas, sea al Senado, al gobierno nacional, al peronismo, a las fuerzas de la producción o a quienes tengan a mano". Y consideró que ésa "es la verdadera señal de que los buenos tiempos no aparecen y la falta de proyectos empieza a ser mas que preocupante".

El punto principal de la respuesta de Spinozzi estuvo referido a la "baja calidad institucional", nacida de las dificultades para conformar los organismos de control. "El Enress está acéfalo y las tarifas del agua fueron aumentadas sin ningún tipo de control, no se ha designado al Síndico de la provincia y hay dos sillas vacías en el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo está también vacante y la persona propuesta es objetada por los propios partidos de la alianza que encabeza Binner", enumeró el dirigente justicialista, quien afirmó también que "el proceso de selección de jueces ha resultado un fracaso, con decenas de cámaras y juzgados sin cubrir y con dos asambleas legislativas sin quórum por la ausencia del oficialismo y la propia vicegobernadora Griselda Tessio".

Allí, Spinozzi apuntó al corazón del discurso socialista. También apuntó la falta de respuestas del Ejecutivo a la Legislatura. "Sobre 130 pedidos de informes aprobados en el año 2008 por el Senado, sólo fueron contestados 14, porque los ministros ningunean el mecanismo de control, no les gusta los controles y aborrecen rendir cuentas como lo indica la Constitución", expresó.

Entre esos pedidos, Spinozzi eligió uno emblemático. "Se pregunta por las cuotas de los créditos del BID que tendría que pagar la Municipalidad de Rosario y como está fundida, quedan a cuenta de todos los santafesinos. Para el gobierno municipal de su partido hay plata, pero el resto de los municipios y comunas, aún los de la UCR y el PDP, tienen que mendigar y escuchar falsas promesas de Bonfatti" detalló el presidente del PJ.

La argumentación de Spinozzi también estribó en el estado de las cuentas provinciales. "Binner esconde más de 2.000 millones de pesos para reclamar a la Nación, no socorrer a los productores agropecuarios que padecen la peor sequía de la historia y poner de rodillas a los intendentes", afirmó. El senador provincial por el departamento General López consideró además que "no se dan a conocer las verdaderas cuentas de la provincia para justificar un aumento masivo de impuestos que caiga sobre todos los santafesinos".

Comentá la nota