spacer.png, 0 kB TRANSPORTE PúBLICO Audiencia: el boleto de colectivo se irá a $ 1,30

Quejas: los mayores reclamos se escucharon del servicio de taxis. La falta de satisfacción de la demanda en horas picos, fue el reclamo que se escuchó. Los dueños y los peones de taxis también dijeron que hace un año que no tienen una actualización de tarifas y que esta había sido parcial.
El boleto de colectivo aumentará un 30% para los usuarios antes de fin de año, según reveló la gestión municipal en la audiencia pública del transporte. La bajada de bandera de los taxis aumentaría el 60% ya que pasará de $ 2,30 a $ 3,80, y los 90 metros -de los 13 centavos actuales- se elevará a 19 centavos. Esta vez hubo pocos vecinos que participaron de la audiencia (menos que los que intervinieron en las audiencias de servicios sanitarios y recolección de residuos), la empresa Plaza no expuso la estructura de costos ni las cifras del servicios, hubo un pequeño escándalo con un ex concejal justicialista y se escucharon quejas por el servicios de taxis.

La audiencia fue abierta por el intendente Francisco Torroba. Después expuso el secretario de Obras y Servicios Públicos, Diego Bosch. Expuso los costos actuales del servicio de colectivos, el aumento que aplicarán y los recorridos que se incorporarían.

Bosch elogió la prestación del grupo Plaza. “Lleva 29 meses. Empezó con 24 unidades 0 km. Hubo un mejoramiento paulatino, se han incorporado unidades y se han bajado los modelos”, dijo. La concesión es de 10 años, con la posibilidad de una prórroga de otros 10 con un aviso previo de sólo 30 días.

“El boleto actual es de $ 1 para el usuario, con un subsidio de 20 centavos”, detalló Bosch. La Municipalidad propondrá que el boleto sea aumentado en lo inmediato a $ 1,30 para los usuarios, con un subsidio de 10 centavos. Y para marzo de 2009 pasará a costar 1,50 pesos, para el usuario, sin subsidio.

Como contrapartida la empresa ampliará sus recorridos a los últimos barrios entregados. La encargada de tráfico de la empresa Plaza, Silvina Ingelrt, explicó que ingresarán al barrio Plurianual con las líneas 3, 2 y 4. En el caso de la línea 3 extendieron dos cuadras el recorrido actual; la línea 2 irá por Aconcagua, Donati, Payne, Maestros Puntanos, Ignacio García y regreso por Donati; y en el caso de la línea 4, la ida y vuelta será por Alemania.

Otros de los servicios que incorporarán, es el recorrido al Barrio Escondido, que fue dejado afuera en la licitación de 2006. Habrá un servicio que incluirá Escondido, Barrio Los Fresnos, Plan Vial, Barrio Matadero, Alonso Norte y llegada al centro santarroseño.

El concejal Marcos Cuelle (FrePam) pidió que el actual sistema de recorrido norte-sur, se complete con recorrido transversales. Y que un pasaje pueda ser utilizado en una combinación. La responsable de tráfico de Plaza respondió que esa posibilidad, con el sistema de boleto de papel, es imposible de aplicar.

Pero el secretario de Gobierno, Pedro Salas, dijo que no había que descartar ninguna alternativa incorporando otra tecnología como las tarjetas magnéticas o boletos electrónicos.

Taxis

El presidente de la Cámara de Propietarios de Taxis, Carlos Javier Basso, explicó la postura del sector. Dijeron que tienen un fuerte retraso. Y que nunca fueron escuchados en la Municipalidad: ni con Alcala ni con la intervención de Gustavo Fernández Mendía. Los propietarios de taxis reclamaron reajustes tarifarios cuatrimestrales.

A la hora de explicar los aumentos concretos, el contador Ricardo Silva de la Cámara de Taxistas explicó que con la tarifa actual de la bajada de bandera a $ 2,30 con $ 0,13 cada 90 metros, hay una pérdida del 16%.

Con un incremento a $ 3,80 de la bajada de bandera y con 19 centavos cada 90 metros, tendrían una recomposición del 25 al 35% evaluando diferentes posibilidades con caída de viajes o sin caída de viajes.

Los taxistas dijeron que hace un año no tienen actualización de tarifas. Y la que les dio el ex intendente Néstor Alcala en octubre de 2007 fue parcial, ya que como terminaba el mandato no quería asumir el costo.

En la exposición de Basso surgieron varios temas: reconoció que muchos dueños de licencias no trabajan y que pretenden tener la posibilidad de vender. Actualmente son “personales e intransferibles”. Basso dijo que “hay un situación de alquileres en negro y queremos que se blanquee”, dijo reconociendo esta situación.

También los dueños admitieron que no contratan franqueros los días domingos. “No hay gente que trabaje. Y los costos salen caros”, dijeron. Los días domingos, y los fines de semana (viernes a la noche, sábado a la noche y domingos) quedó claro en la audiencia que los taxis no satisfacen el servicio.

Momentos de tensión

En la audiencia hubo dos momentos de tensión. Uno lo protagonizó la concejal Cristina Requejo y el secretario general del Sindicato de Peones de Taxis, José Bocalatte. Este, en su intervención pidió que el aumento a los peones sea del 40% y que tenía que se ahora. “No podemos esperar a enero. Lo tenemos que hablar”, dijo, apuntando a los funcionarios municipales.

“Escuché una amenaza. ¿Fue una amenaza? No corresponde”, preguntó Requejo. Bocalatte le respondió que sí. “No se puede estar en una audiencia bajo amenaza”, remarcó. La concejal prefirió salir del contrapunto, y señaló algunas deficiencias del servicio, como los momentos en que no responden en las bases.

Otro momento lo provocó la ex concejal Teresa Paz, quien provocó un pequeño escandalete. Fue a hacer una defensa política de la gestión del ex intendente Néstor Alcala. Y tomó como elemento la evaluación positiva que hizo el secretario Diego Bosch del servicio que prestaba el Grupo Plaza.

“Es dulce para mis oídos”, dijo Paz de Fuertes. Y ensayó un ataque a las audiencias públicas y mencionó las críticas a los servicios públicos en la época de Alcala. “Escuché 3 años el repiqueteo de Claudia Giorgis”, dijo la ex concejal, confesando que su incursión era un intento de desahogo. Se refería a las denuncias por adulteración de recorrido contra el intendente Alcala y las críticas a los servicios públicos que hizo en su mandato la ex concejal y actual diputada provincial Claudia Giorgis.

Hubo algunas respuestas desde el oficialismo, a cargo del secretario Pedro Salas y del concejal Gastón Massari que refutaron a la ex concejal. Todo quedó allí.

La voz de los vecinos

“A los políticos, les digo que cuando pedimos algo, es porque lo necesitamos. Y que detrás de los reclamos hay personas”, dijo Fabián Sánchez, un trabajador y vecino del barrio Obreros de la Construcción que hizo escuchar su voz en la audiencia pública del transporte.

Reclamó que el servicio llegue a su barrio, porque lo necesitan. “No sé quien tiene la culpa. Pero esta ciudad es vapuleada por diferentes problemas, y yo soy un vecino que paga las consecuencias”, digo Sánchez. Habló poco y claro.

Otra vecina que habló fue Ida Ferreti. Es una persona con dificultad de desplazamiento. Se quejó por la ocupación de las paradas por parte de los automovilistas, y la inacción de los inspectores municipales. “Estaba en la parada del kiosco Roca (en la Avenida Roca y Pellegrini). Estacionó un auto y yo le dije que eso era una parada. Me dijo que iba al banco y volvía. Llovía. Se bajó, saludó amablemente a dos tarjeteros, y siguió. La que se jodió fui yo”, dijo. También reclamó por la parada del colectivo Plaza en Macachín y Unanue. “Alguien no quiso tener la parada enfrente. Y la corrió al otro lado de la Macachín. Esa calle se inunda. Antes bajábamos y estaba el cordón. Ahora nos llega el agua a las rodillas cuando llueve”, dijo.

Ferreti dijo que hacía los reclamos y no la escuchaban. “No quiero ir a las radios ni a los diarios”, afirmó. El secretario Diego Bosch se comprometió a atender sus reclamos, los que reconoció y admitió.

Comentá la nota