"De la Sota no es un riesgo para Schiaretti"

"No existe peligro de fractura en el bloque de Unión por Córdoba en la Legislatura. Todos acompañamos al gobernador Schiaretti".
El legislador provincial y diputado nacional electo Francisco Fortuna es uno de los principales operadores de la movida en la interna peronista para evitar la confrontación en las urnas entre el gobernador Juan Schiaretti y su antecesor José Manuel de la Sota.

A riesgo de granjearse el disgusto del actual mandatario provincial, Fortuna juntó a varios intendentes peronistas del interior para que se pronunciaran a favor de posponer la interna hasta el año que viene. Fue la salida elegante que encontraron De la Sota y Schiaretti para salir del atolladero.

–¿Pasó la crisis interna que se generó en el PJ por la disputa entre el gobernador y su antecesor?

–Ha habido un proceso de evaluación acerca de la oportunidad de posponer la fecha de la interna que había sido fijada por el congreso partidario. Y creo que, de común acuerdo, se ha avanzado en ese sentido por la expresión de una gran mayoría de dirigentes, intendentes y legisladores que propician la postergación.

–Se dijo, en su momento, que no le cayó bien al gobernador que los intendentes salieran a pedir la postergación de la interna. ¿Cómo quedó la relación?

–No estoy de acuerdo con que al gobernador le haya caído mal el pronunciamiento. Me parece, más bien, que el gobernador evaluó la opinión de todos los dirigentes, y como advirtió que la postura de los intendentes generaba consenso, la tuvo muy en cuenta.

–De todas maneras, todavía no se ha definido la fecha precisa de la elección interna...

–En principio hay un acuerdo para posponer la fecha hasta un momento más oportuno. Pero los términos de ese acuerdo todavía no se han definido. Yo estoy convencido de que se va a encontrar consenso.

–¿Por qué cree, entonces, que De la Sota sigue recorriendo pueblos del interior en busca de apoyo?

–Porque la comunicación que puede tener un dirigente como De la Sota con la dirigencia del interior está siempre abierta, no sólo por la interna sino, también, por los temas de la coyuntura, para trasladar sus ideas y pensamientos acerca del futuro político y del peronismo en particular. Creo que no hay que verlo sólo desde la óptica de la interna.

–Sin embargo, algunos funcionarios del Ejecutivo afirman que, en la actualidad, para el gobierno de Schiaretti resulta más peligroso De la Sota que Luis Juez. ¿Qué opina usted al respecto?

–Creo que De la Sota representa un liderazgo importante en el justicialismo. Rechazo enfáticamente que pueda representar un riesgo para el Gobierno provincial. Él mismo ha dicho que su principal tarea es apoyar al Gobierno provincial, como persona y como dirigente. Es uno de los dirigentes que más prestigio tiene y con una muy buena imagen en el resto de la sociedad. Es muy importante para el presente y el futuro del justicialismo.

Sin riesgos

–Hace dos semanas, a causa de la interna, el bloque oficialista casi se fractura. ¿Se alejó ese riesgo?

–Estoy absolutamente convencido de que nunca hubo riesgo de fractura en el bloque de Unión por Córdoba porque existe en los legisladores una plena conciencia de su rol, de la responsabilidad que implica gobernar la provincia, y de seguir acompañando al gobernador Schiaretti en su tarea. Puede haber habido un cambio de opiniones pero nunca se puso en consideración la posibilidad de quebrar el bloque o de no sancionar las leyes del Gobierno provincial. Leyes que son importantes para el futuro de la provincia. De hecho, el bloque logró construir los consensos necesarios en esa oportunidad y luego se dieron las explicaciones convenientes en el seno de la bancada.

–¿Qué proyectos de ley se están analizando en la Legislatura provincial para combatir el flagelo de la pobreza?

–El Ejecutivo envió a la Legislatura un proyecto de ley que propone la elaboración de un padrón único de beneficiarios de programas sociales en la provincia. El gobernador también lo puso en consideración de la Presidenta en la última conversación que tuvieron. Ese proyecto es una respuesta concreta que será debatida en dos semanas. A la par de eso, se van a tratar todas las leyes que hagan falta para que la Provincia se siga manejando con criterios de equilibrio fiscal y, a la vez, para cumplir con las mayores demandas sociales.

–¿Es muy delicada la situación provincial?

–Evidentemente, la situación económica que se plantea a nivel nacional está afectando a la Provincia y eso tiene relación con los criterios de reparto que tiene el Gobierno nacional respecto de los recursos coparticipables, que es una discusión de fondo que está planteada y consensuada con todas las fuerzas políticas provinciales.

Comentá la nota