De la Sota, el que mejor mide en el PJ: 12% de intención de voto

El peronismo de Córdoba no encuentra cabezas de listas para las elecciones de diputados y senadores nacionales de octubre próximo. Por eso, encargó encuestas para medir a distintos dirigentes. Por el momento, el mejor posicionado en toda la provincia es el ex gobernador José Manuel de la Sota, con 12 por ciento de intención de voto. “Seguramente De la Sota no será de la partida, pero queríamos ver en qué posición estaba”, dijo, con optimismo, un dirigente histórico del peronismo. De todas maneras, en los últimos días se ha vuelto a hablar bastante sobre la candidatura del ex gobernador para los comicios legislativos.
El mismo informante aclaró que los principales aspirantes a liderar las boletas del peronismo son Eduardo Mondino y Héctor “Pichi” Campana y que “hasta ahora ninguno de los dos supera el 10 por ciento” de intención de voto. Según el referente justicialista, el dirigente mejor posicionado es Rubén Martí (24 por ciento), seguido de Luis Juez, con el 20 por ciento. Uno de sus interlocutores en la mesa de café le preguntó: “¿Eso es un dato o un anhelo?”. El hombre respondió rápido, pero apuntó para otro lado: “Y después, sorpresivamente, está Ramón Mestre, con 17 ó 18 puntos”. “Llevemos a Martí y a Mestre”, replicó, con una sonrisa algo desconfiada, el interlocutor.

Rechazo

Algunos peronistas con buena llegada al kirchnerismo arrimaron un nuevo nombre para encabezar las boletas del justicialismo en las elecciones de octubre: Jaime Díaz Gavier, el camarista federal de la ciudad de Córdoba que presidió el tribunal que condenó a cadena perpetua al represor Luciano Benjamín Menéndez y lo mandó a cumplir la pena a la Cárcel de Bouwer. Sin embargo, allegados al magistrado dijeron que Díaz Gavier no recibió ninguna convocatoria y que en caso de que ésta existiera, la rechazará porque “tiene otros objetivos”. “Está muy abocado a su función y ahora prepara el juicio de la causa D-2, en la cual también está imputado Menéndez”, agregó el vocero, que tiene diálogo directo con Díaz Gavier. Si el juez cambiara de opinión, se convertiría en el segundo magistrado en encabezar una lista peronista, luego de que en 1995 el juez Guillermo Johnson, que investigaba el crimen del senador Regino Maders, se convirtiera en candidato a gobernador.

En las gateras

La semana pasada, cuando el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, abrió las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, no pasó inadvertida la presencia del dirigente del Frente Cívico Gabriel Bermúdez, quien comanda una organización territorial denominada “La Multiseccional”. Bermúdez tiene muy buena relación con el líder de la coalición, Luis Juez, pero estaría a punto de aceptar un ofrecimiento tentador de parte de Giacomino: sumarse al área de Transporte como subsecretario, debajo de Laura Villalba.

Expectante

El concejal Ramón Mestre se está moviendo en todos los frentes para sumar adhesiones en su intento de conducir la UCR desde mayo próximo, y tampoco descarta la posibilidad de presentarse como candidato a senador nacional en octubre. Si esto último ocurre y eventualmente Mestre logra una banca, se daría la curiosa situación de que en el Concejo debería ser reemplazado por Mario Rey, dirigente de Identidad Radical y rival directo de él. Rey, al igual que Mestre, ya explicitó desde ahora su intención de disputar la intendencia en 2011 y por eso no deja de fijar posición sobre cuanto tema municipal ande dando vueltas.

Disputas

En la más que movida interna del radicalismo cordobés, los cambios y reacomodamientos suceden casi a diario. La semana pasada estuvo a punto de romperse el acuerdo entre Mario Negri y Heriberto Martínez. El dirigente de Villa Allende y algunos intendentes se molestaron con un comunicado de Negri en el que figuraban como parte del mismo sector interno. “Somos socios de Negri, no seguidores”, dijo un ex intendente y operador de Martínez. Contó que el actual diputado nacional amagó con renunciar a la candidatura a presidente del Comité Provincia, pero luego todo se apaciguó.

Agotados

Trabajar arduamente cansa. Pero parece que hacer paro, también. En el fragor de una semana plagada de asambleas, reuniones y marchas por parte del sindicato de municipales para reclamar aumento salarial al intendente Giacomino, un dirigente gremial admitió ante un cronista de este diario haber sentido el “trajín” de la protesta. ¿Cómo es eso? “Cuando hay asambleas, los que estamos en el gremio tenemos que movernos más que nunca para garantizar la concurrencia, las volanteadas y toda la organización de la protesta. Hoy (por el martes pasado) me levanté a las 5 para venir a la Municipalidad”, se quejó el gremialista. El mundo al revés: algunos, cuando realmente deben trabajar, hacen poco y nada; y cuando están de paro, trabajan a rabiar.

Lanzamiento

Durante el acto que encabezó el jueves en Villa María la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se repartieron volantes que promocionaban la candidatura a senadora nacional de Carmen Nebreda, titular de la UEPC (Unión de Educadores de la Provincia). “Trabajo y educación al Senado de la Nación. Carmen Nebreda 2009”, decía la propaganda, firmada por la “Mesa Permanente Frente para la Victoria-Departamento Colón”. Algunos, rápidos de reflejos, hicieron esta evaluación: “O esto es una promoción cierta de ese grupo, o se trata de una ‘opereta’ de alguien para perjudicar a Carmen en plena negociación con el Gobierno por el tema salarial”.

Preparativos

Convencidos de que podrán pelear una buena posición, Julio César Aráoz y Teodoro Funes preparan el lanzamiento de la versión cordobesa del peronismo no kirchnerista, que en Buenos Aires encabezan Felipe Solá y Francisco de Narváez bajo el padrinazgo de Eduardo Duhalde. Los dirigentes cordobeses ya hicieron al menos dos contactos: viajaron a San Luis para recibir el aval de Alberto Rodríguez Saá y dialogan con la dirigencia de la Ucedé y de Pro para sumarlos al intento de conseguir alguna banca en las elecciones de octubre.

Comentá la nota