De la Sota armó Calamuchita; los K en Capital

Aunque hay conversaciones para prorrogar la interna del PJ, los dirigentes siguen con el armado de las estructuras como si fuese a haber una definición por votación. El ex gobernador recorrió Calamuchita y el "accastellismo" se lanza en Córdoba.
El ex gobernador José Manuel de la Sota recorrió este sábado el departamento Calamuchita, logrando la adhesión de la casi totalidad de los intendentes y jefes comunales, a excepción del jefe municipal de Santa Rosa, Claudio Chavero, en tanto el «accastellismo» convocó hoy a una reunión en la Capital para organizarse para la interna convocada para el 22 de noviembre.

A pesar de que legisladores "leales" a Juan Schiaretti y a De la Sota abrieron un impasse de diálogo para tratar de consensuar una salida que evite la interna en el peronismo, este fin de semana el ex gobernador continuó trabajando para el caso de que fracasen las negociaciones, razón por la cual desayunó en Los Cóndores, almorzó en Embalse, merendó en La Cumbrecita y cenó en Santa Rosa, con intendentes y dirigentes políticos de este departamento.

Según estas mismas fuentes delasotistas, el acuerdo para tumbar la interna pasaría por algunas soluciones que plantearon los intendentes del bloque comandado por Osvaldo Vottero, es decir prórroga de las elecciones para mayo de 2011 (donde se elegirían cargos partidarios y electivos), conducción provisoria a cargo de una comisión, mientras que a De la Sota podría ofrecérsele un lugar para el Congreso Nacional del Partido Justicialista.

Este lunes en una reunión el delasotismo espera escuchar de boca de su jefe algunas definiciones sobre el avance de las negociaciones para prorrogar la interna, ya que ayer De la Sota que tenía planeado recorrer el departamento Juárez Celman decidió bajar la agenda debido a que muchas se superponían con actividades planificadas para festejar el Día del Niño.

La situación no parece menos complicada en la Capital. Dirigentes del «schiarettismo» afirman que una posible suspensión de la interna no debería alcanzar al distrito donde el peronismo resignó el mayor caudal electoral en los últimos años.

«Nosotros tenemos que construir como si fuese a haber interna, si se prorroga el armado servirá para 2011», especuló un dirigente del denominado sector «generacional» que respaldan al gobernador.

En el denominado «schiarettismo» confluirán varios sectores que responden al armado de Alejandra Vigo, esposa del gobernador, y el ministro de Desarrollo Social, Carlos Massei.

Sin embargo, hay otros dirigentes como el caso de Dante Heredia, que junto a los «generacionales» encabezados por Juan Manuel Cid, Diego Hak y Martín Aráoz, trabajan con voluntad para posicionarse en la disputad por el poder en las próximas elecciones.

Es probable que una definición sobre la interna del PJ local no se dé hasta que Schiaretti no se reúna este miércoles a las 20 con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Aunque el gobernador declaró que la reunión en la Casa Rosada será «institucional» y que él llevará bajo el brazo los 12 puntos de defensa de Córdoba firmados con el Frente Cívico y la Unión Cívica Radical (UCR); fuentes de la Casa de las Tejas adelantaron que Schiaretti «irá a ver cómo viene la mano». Aunque sin muchas expectativas, la situación financiera de la Provincia depende del envío de fondos que reclama por la deuda con la Caja de Jubilaciones en el período 2002-2007, y el estricto cumplimiento del Programa de Asistencia Financiera (PAF), que es la refinanciación de la deuda que Córdoba mantiene con el Estado nacional.

Deberá el Congreso Provincial reunirse y determinar los pasos a seguir por el peronismo cordobés, esto, claro está, cuando haya un acuerdo «macro» entre Schiaretti y De la Sota, sobre qué hacer con la interna.

Comentá la nota