Sostienen que hay un plan para el arreglo de las calles

El verano 2009 -2010 tuvo y tiene algunas particularidades las que no son precisamente beneficiosas para gran parte de la comunidad uruguayense, sobre todo aquellos que no tuvieron la posibilidad de tomarse unos días de vacaciones. A la falta de playas para refrescarse, son muchas las familias que padecen un problema mayor como lo es la falta de agua potable en sus viviendas.
El suministro de agua es en ésta época un inconveniente que data de varios años y que se suma a otras falencias relacionadas a obra pública en la ciudad. En diferentes medios y en reiteradas ocasiones se ha hecho mención a calles en mal estado, por doquier y también problemas con el agua, ya sea por falta en los barrios o por pérdidas en las calles que tardan algún tiempo en repararse.

Con respecto al tema del agua puntualmente, el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, ingeniero Ricardo Argüello aseguró días pasados que solicitaron al área Planificación provincial que aceleren los tiempos.

Fue así que recordó que en el marco del Plan Maestro de Agua, en los últimos días de 2009, estuvo en nuestra ciudad la ingeniera analista del Enohsa quien indicó que cuando el expediente llega a sus manos, implica la etapa final del proceso. Al parecer, el organismo está trabajando en correcciones y observaciones menores del proyecto para que todos los puntos queden claros al momento del llamado a licitación que, de no mediar atrasos, se daría a mediados de este mes.

Por otra parte, se supo que comenzaron a aparecer algunas empresas interesadas en la licitación por lo que daría la sensación de que los tiempos se han acelerado aunque, los problemas con el suministro en determinados barrios como María Auxiliadora, La Rural, entre otros; deberán indefectiblemente esperar a que el Plan Maestro esté concluido para de esta forma, poder solucionar la falta de agua.

En el caso de los vecinos de María Auxiliadora, se acordó entre los funcionarios comunales y los vecinos, ser asistidos por el municipio a través de la entrega de agua natural en las viviendas y la provisión a los tanques de reserva a través de los camiones. Si bien esta no es la solución ideal, al menos resulta un paliativo para numerosas familias.

Argüello también hizo referencia que sin dudas la imposibilidad de acceder a las playas provocó un considerable aumento en el consumo por lo que la planta potabilizadora está trabajando a capacidad plena y pese a ello, no alcanza para abastecer a toda la ciudad.

Consultado acerca de los índices de conexiones clandestinas ya sean de agua o cloacas, el funcionario opinó que

se está haciendo un relevamiento permanente pese a que no resulta una tarea sencilla. No obstante, en algunos sectores han detectado esta situación. Hay casos en que han hecho la red y no la han declarado y, hay otras como en Villa Sol donde se ha autorizado porque cuando esté funcionando a pleno la planta de Villa Itapé serán necesarias esas cargas de líquidos para probar que todas las instalaciones funcionen.

En relación al mejoramiento de las calles, es un tema que Obras Públicas reconoce como complicado más aún si se tiene en cuenta las últimas lluvias. Las tareas, según el funcionario, se enfocan a reparar y acomodar los grandes cortes que presentan algunas arterias. No obstante, Argüello dijo que tienen armado un plan para ir barrio por barrio tratando de realizar las reparaciones que se puedan.

Comentá la nota