El sospechoso viaje de Colazo a El Vaticano

El senador fueguino Jorge Colazo, tal como lo informáramos en la edición del pasado viernes, acompañó a la Presidenta de la Nación en el viaje que realiza a El Vaticano (y a Portugal) por la conmemoración de la mediación papal que evitó la guerra con Chile en 1978.
Hasta aquí parece un premio recibido desde la Casa Rosada en pago a tan inalterable comportamiento oficialista, ya que el representante fueguino es un incondicional voto para los proyectos kirchneristas. Sobre todo en estas épocas legislativas nacionales donde los votos son tan importantes y cotizados.

¿Qué tiene de especial esta situación, que justifique estas líneas:?

El senador por Tierra del Fuego, elegido por el partido del ex represor y detenido Luis Patti, fue destituido como gobernador e inhabilitado para ejercer cargos públicos en diciembre de 2006. Luego de que la Legislatura de nuestra provincia lo echara del cargo el cordobés presentó un Recurso Extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para dejar sin efecto lo determinado por los representantes del pueblo fueguino.

El expediente del Recurso ingresó al máximo tribunal judicial de nuestro país el 16 de julio de 2007, hace más de dos años.

Fue y vino por todos los despachos de los integrantes de la Corte hasta que el 30 de diciembre de 2008, el procurador General de la Nación, Esteban Righi, firmó un dictamen en el que dice que Colazo está bien destituido por la Legislatura y que es "indigno" para ocupar el cargo. Pese a ello aún sigue siendo Senador y pareciera que las cosas seguirán así.

En el viaje de la Presidenta de la Nación a El Vaticano, en el que viaja la gobernadora Fabiana Ríos junto a Jorge Colazo, también integra la comitiva presidencial el integrante de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzatti.

El expediente de Colazo en la Corte Suprema ha tenido muchísimas idas y venidas. En el despacho de su compañero de viaje Lorenzatti estuvo más de dos meses en 2007; pasó otra vez a principios de 2008 y los meses de julio y agosto del mismo año. Y ahora está en manos de Ricardo Lorenzatti desde el 29 de julio de 2009. Hace 4 meses sin moverse.

Está mal pensar que la condición ultrakirchnerista protege la segura destitución de Colazo como senador, luego del dictamen del Procurador.

¿No es por lo menos sospechoso que ambos, juzgador y juzgado, viajen juntos?

¿No es desprolijo?

¿Aprovechará Jorge Colazo para hacer lobby a favor sobre el expediente que lo tiene como protagonista excluyente?

Y cuántas preguntas más podemos hacernos.

Colazo supo protegerse, meterse bajo el ala presidencial. Supo protegerse escondiéndose en el Senado de la Nación y también en la maraña judicial.

¿Aumentará su protección durante este viaje?; que, por lo menos, es sospechoso.

Comentá la nota