La sospechosa ausencia de Massa y los rumores de salida de Nun.

En medio de una crisis sanitaria que parece no haber llegado a su techo, se inauguró ayer en Malvinas Argentinas el Hospital de Trauma y Emergencia Dr. Federico Abate. Cristina Kirchner, Daniel Scioli, Claudio Zin y el ministro de Salud, Juan Luis Manzur, estuvieron presentes en un acto que fue presentado en el marco de la lucha para evitar el avance de la gripe A-N1H1.
Pero hubo un gran ausente: el jefe de Gabinete, Sergio Massa, que además lidera el Comité de Crisis que evalúa los pasos a seguir en el marco de las acciones contra la enfermedad. Una ausencia que se leyó como un paso más para su salida, que para muchos dentro de la Casa Rosada ya está decretada.

En el entorno del jefe de Gabinete no le dieron importancia a la ausencia de ayer y solaparon la posibilidad de una inminente salida: "Organizó todas las conferencias de prensa anteriores. No hay nada extraño en que una vez se quede trabajando en otros temas en la Casa Rosada". Puertas cerradas, Massa reconoció más de una vez su intención de dejar su cargo actual y regresar a la intendencia de Tigre. Ayer, no desechaba protagonizar un próximo cambio. En Balcarce 50 no descartaron su salida, pero le bajaron el tono a la eventual inmediatez: "Hay una sensación térmica elevada en algunos despachos oficiales. Tal vez esté más cerca que otros ministros, pero en el corto plazo no hay nada". Otra fuente de la Casa Rosada mantuvo la misma línea: "Ni Massa sabe si se va. Es un posible cambio, pero no se va a dar ahora".

El que si sabe que se va es José "Pepe" Nun, el secretario de Cultura de la Nación, que ayer ya habría vaciado su escritorio. Desde que asumió Cristina Kirchner, Nun renovó su permanencia en el cargo cada cuatros meses, pero la supervivencia habría llegado a su fin.

El Ministerio de Planificación es otro de los escenarios donde el minuto a minuto de incertidumbre llegó a su punto máximo. Casi confirmada la continuidad de Julio De Vido, las dudas crecen en las secretarías dependientes de su cartera. El hiperministro pidió que "rueden algunas cabezas", pero por ahora nadie se mueve. Mientras tanto, gobernadores e intendentes le exigen a De Vido que cumpla con lo prometido en campaña.

En un principio, se analizaba también la salida de Aníbal Fernández pero después terminó por definirse que "nadie explica mejor el kirchnerismo que él". La salida del ministro de Economía Carlos Fernández por Amado Boudou y Ricardo Etchegaray, el actual titular de la AFIP, en la jefatura de Gabinete de Ministros son los puestos que ocupan la parilla. Ayer, Cristina partió rumbo a Washington como antesala a Honduras, y Néstor partiría a una suerte de retiro espiritual a El Calafate, el último lugar donde se definieron cambios ministeriales.

Comentá la nota