Sospechas detrás de la falta de inversiones

Enrique Oehrens, ex presidente del EPRE, desliza que no se construyeron nuevos tendidos para que parezca que Turbine Power es imprescindible.
El ex presidente del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) rionegrino y ex miembro del directorio de Transcomahue Enrique Oehrens acusó al actual gobierno rionegrino de "desidia, irresponsabilidad y ausencia de compromiso" con el desarrollo debido a la falta de inversiones en el sistema de transporte de energía.

"No es admisible que el gobierno y los funcionarios -conociendo el crecimiento de la demanda y la fragilidad del sistema- no hayan tomado la decisión política de impulsar fuertemente la construcción de la línea de interconexión en 132 kV entre Villa Regina y Céspedes (Choele Choel) o al menos la interconexión Casa de Piedra-Loma Negra", dijo Oehrens en declaraciones a "Río Negro".

El 26 de enero salió de servicio la central térmica Turbine Power, ubicada en el norte de Roca y dejó la red eléctrica regional en riesgo, no por falta de generación, que sobra en la zona, sino porque una sola línea de 132 kilovoltios (kV) entre Cipolletti y Villa Regina no es suficiente para mantener la demanda con un aporte estable de tensión.

De las palabras de Oehrens, que fue presidente del EPRE, desde su fundación, en 1996, hasta 2003, se desprende que no cerrar un anillo eléctrico en el Alto Valle tuvo como finalidad favorecer a Turbine Power, que de ser intrascendente para la red queda ahora como indispensable.

Tanto la línea entre Villa Regina y el Valle Medio como la que permitiría aportar la energía de Casa de Piedra al Alto Valle "son obras que darían mayor potencia y confiabilidad al sistema de transporte de una región que viene creciendo en forma sostenida en el orden de un 7% anual. Tampoco es admisible ni justificable que no se haya tomado la decisión de instalar capacitores en el sistema de transporte", opinó el ex funcionario.

Hay una segunda línea que sí llega hasta Villa Regina pero con una tensión de sólo 66 kV. Fue "construida por Agua y Energía hace mas de 40 años, está saturada eléctricamente y con un alto grado de obsolescencia", recordó.

"¿Cuál es el motivo por el cual se paraliza desde hace años cualquier intento de construcción de estas obras tan necesarias? Llamativamente el argumento de siempre ha sido ´que la provincia no cuenta con los recursos para financiarla´. Sin embargo, no es posible sostenerlo cuando hay mecanismos de financiamiento que se pueden utilizar, que los funcionarios y las máximas autoridades conocen muy bien".

Son trabajos que además de dar "una alta confiabilidad en el sistema" permitiría independizar la región del aporte de la central Turbine Power. "Su aporte de energía y potencia dejaría de ser ´tan necesaria´ en la época de mayor demanda", añadió Oehrens.

Sostuvo que "debería informarse a la opinión pública quién o quiénes son los propietarios (de central de Roca). La transparencia siempre es aconsejable en todas las circunstancias cuando está afectado el interés general de la población".

Comentá la nota