Sospechan que Raiser está para quedarse con los "peajes"

Corrupción: el negocio millonario del petróleo se presta para decisiones y medidas sugestivas. El negocio de la firma Raiser -que en algún momento se vinculó al empresario menemista Raúl Moneta- floreció con el gobierno de Carlos Verna. Algunos hombres de su riñón son cara visible de los negocios de la firma en La Pampa.
La oposición política sospecha que la firma "Raiser" no es más que una empresa para quedarse con "peajes" del negocio petrolero en La Pampa, ya que en realidad parece dedicada a "negocios inmobiliarios" de las áreas de explotación, según aseveró el diputado radical Hugo Pérez después del dictamen del Tribunal de Cuentas que puso bajo la lupa a la conducción de Pampetrol y descubrió sugestivas medidas en asociación con esa firma.

Raiser, además, quedó bajo sospecha porque hay versiones que adjudican su pertenencia al empresario menemista Raúl Moneta. Cuando sus directivos se presentaron en sociedad lo hicieron en compañía de algunos referentes del poder política vernista actuando a modo de "consultora".

El negocio de Raiser en La Pampa floreció a partir del gobierno de Carlos Verna, que ya le concesionó algunas zonas de explotación incluso antes de que existiera "Pampetrol".

Y además, "de las 9 zonas que tiene Pampetrol le otorgó 4 a Raiser, formando una UTE (Unión Transitoria de Empresas), pese a que Raiser no tiene experiencia en temas energéticos, ni hidrocarburíferos, no está claro quiénes son sus dueños y accionistas y además fue otorgada por concurso privado. Por cada peso de patrimonio que tenía debía $ 1,89; de ninguna manera podía explotar un área petrolera. Y hacer un pozo es costoso, cuesta millones de dólares", evaluó el diputado Pérez en declaraciones a "Plan B".

"Antes de Pampetrol le otorgaron un área muy pequeña que se había devuelto y la que explota es Midas, una canadiense que encontró muchísimo petróleo. Y Raiser quiere pasarle la zona a una empresa amiga, lo que demuestra que sólo hace un negocio inmobiliario. Lo veníamos diciendo hace tiempo", insistió.

Pérez aclaró que en su momento "a mí me pareció una buena idea que la manejaran técnicos y personas idóneas pero resultó todo lo contrario. No hay control previo a licitaciones y gastos, sólo se audita a posteriori, el balance llega un año y medio después al Tribunal de Cuentas. Y el Directorio demuestra que Pampetrol es una empresa del Partido Justicialista, que tiene todos los directores y síndicos".

Cuestionó otro detalle: "Las licitaciones deben ser públicas, no concursos privados, hay que ser muy transparentes".

- ¿Qué es lo que hace Pampetrol, entonces?

- Hace de comisionista, forma UTEs con empresas que hacen todo el trabajo; es algo que directamente podía hacer el Gobierno desde Hidrocarburos, desde Minería.

- ¿Y entonces para qué existe Pampetrol?

- Para sacar de los controles del Estado una empresa, eso es lo que se ha logrado: que el Tribunal no pueda controlar. De ninguna manera el TdC hubiera aceptado que le entreguen ni un área a Raiser si hubiera tenido intervención en lo previo.

- ¿Y de Raiser qué opina?

- Es un negocio financiero, solamente. En el caso de Medanito Sur se confirma que juega un papel para hacerse de un área para después negociarla, sin invertir nada, sin tener equipos ni tarea ni experiencia.

- Visto desde afuera da la sensación de que Raiser lo que hace es quedarse con una especie de "peaje" del negocio...

- Por supuesto, es lo que sospechamos, pero tenemos que ser serios. Lamentablemente nunca fuimos una provincia petrolera y hoy es uno de los recursos más importantes y lo va a ser en los próximos 20 ó 30 años.

- ¿Van a hacer una denuncia penal por esta situación?

- No lo hemos evaluado todavía.

- ¿Y cuando hablan de este tema con las actuales autoridades, que de alguna manera heredaron algunas situaciones, qué dicen?

- Nosotros les hemos advertido junto con (Carlos) Pessi y (Julio) Bergués, en la Comisión de Hidrocarburos. Ahí sólo hemos tratado las áreas que se entregaron previo a Pampetrol. Pero les advertimos lo que estaba sucediendo con Pampetrol y con Raiser. Yo creo que esas advertencias han servido para que no se hayan firmado estos expedientes, permitiéndole a Raiser la concesión del área que pide. Ahora esperamos una reacción más importante y contundente.

Comentá la nota