Sospechan de una red de prostitución infantil.

Es por el caso de la niña de 14 años que cambiaba sexo por cocaína en Cutral Co.

Los investigadores esperan ahora el listado de llamadas entrantes al celular de la víctima para continuar con la causa.

La posibilidad de la existencia de una red de prostitución infantil en Cutral Co conmociona a vecinos y autoridad de la ciudad neuquina. El punto inicial de la investigación fue el caso de una menor de 14 años adicta a la cocaína y que viviría bajo la explotación de una organización que le proveía la droga a cambio de sexo.

El dato principal para el avance de la causa será la información que provenga de la empresa de telefonía celular donde se detallarán las llamadas que se efectuaron al teléfono que estaba en poder de la menor. El aparato, que fue secuestrado apenas se conoció las circunstancias en que llegó la menor al hospital, está en manos de los investigadores del área de Criminalística de la Policía provincial, quienes están a cargo de las pericias. Hasta anoche no había un informe al respecto.

El caso conmocionó a la comarca petrolera por su crueldad. Ante el estupor de los habitantes de la zona, todavía se espera encontrar un lugar donde alojar a la preadolescente para su mejor bienestar.

Los casos de niños adictos a las drogas no son nuevos en la ciudad, aunque anteriormente se consideró desde las instituciones gubernamentales que se trataba de casos aislados. Sorprendió a los vecinos de esta ciudad de 50 mil habitantes siquiera la posibilidad de que exista una organización dedicada a la prostitución de menores.

A pesar de que todas las entidades de Salud y de Justicia accionaron inmediatamente ante el descubrimiento del caso, se hizo evidente que no existen recursos suficientes para dar contención a aquellos adictos que buscan una recuperación.

Si bien el año pasado se creó la Defensoría del Menor y el Adolescente en la jurisdicción judicial y se contrataron profesionales para la atención de los casos, todavía está pendiente la oferta de lugares físicos que den contención a los menores adictos.

El hospital Castro Rendón y su servicio de rehabilitación a las drogas es la solución que ofrece el Estado neuquino a los casos como el registrado en Cutral Co.

El ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, Omar Pérez, dijo a La Mañana de Neuquén que los casos de adicción se tratan en el centro de rehabilitación del hospital Castro Rendón. “En estos casos trabajamos en conjunto con Salud”, dijo el ministro.

Este sistema hospitalario es ambulatorio, lo que no sería adecuado en este caso porque la menor vive en Cutral Co y además se encuentra presuntamente involucrada con mayores que la obligan a prostituirse.

Comentá la nota