Sospechan que hubo trampa en otro concurso para elegir juez de un tribunal oral federal

Hernán Tuppo, el fiscal que tenía en su poder las respuestas del examen que le iban a tomar para ser juez de un tribunal oral federal de Paraná , tenía otro documento con la inscripción "Concepción del Uruguay". Dos días antes había rendido el examen en esa ciudad
Hernán Tuppo, el fiscal que concursaba para ser juez de un tribunal oral federal de Paraná y en cuyo poder encontraron el caso que debía resolver, y que sólo el jurado conocía, podría ser protagonista de un escándalo de iguales características.

Sucede que el mismo día que hallaron que tenía el texto del caso a solucionar en Paraná, encontraron otro caso con la inscripción "Concepción del Uruguay", ciudad en la que se había presentado dos días antes a rendir otro examen.

Ante semejantes descubrimientos, los jueces ya salieron a reclamar que se termine con la "corrupción estructural" en el Consejo de la Magistratura. De hecho, el titular de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, cuestionó la actual composición del cuerpo y alertó por "el escandaloso" concurso.

"Es gravísimo, revela la corrupción estructural que existe en el Consejo", se alarmó. A su vez, apuntó que "el tema es la corrupción del Consejo. Hay que revisar cómo eligen a los jurados", ya que no confía en que el sorteo sea "cristalino".

Sin embargo, esta no fue la única voz que se alzó. La diputada Diana Conti indicó que "hace cuatro años que venimos reclamando transparencia. Exámenes escritos y orales públicos, sin anonimato, como en cualquier concurso para docentes universitarios. Hay no sólo indiferencia, sino profunda resistencia en el ámbito del Consejo. Espero que frente al hecho lamentable del concurso de Paraná podamos dar el salto cualitativo".

Mientras tanto, avanzan a la vez varias investigaciones para saber quiénes son los responsables de este fraude. Una de ellas se lleva adelante en el Consejo de la Magistratura, otra en la Procuración General de la Nación, organismo de donde depende Tuppo, y otra que se tramita en el juzgado federal de Paraná.

Entre los principales sospechos de haberle facilitado las pruebas está un jurado, Alberto Pravia, juez de un tribunal oral federal. Tuppo y él se conocieron cuando el primero fue designado juez de la intervención en Santiago del Estero y el segundo se desempeñaba como fiscal federal de esa provincia.

De todas formas, fuentes allegadas a Pravia dijeron que él y Tuppo se enfrentaron en el concurso en el que el primero fue designado juez de Santiago del Estero y que incluso lo denunció porque el examen tenía "llamativas coincidencias" con párrafos de un libro.

El caso del escándalo

Tuppo se presentó, junto a otros 22 postulantes, para rendir un examen para ser juez de un tribunal oral federal de Paraná. El juez Luis Cabral, representante del Consejo, eligió al azar uno de los cuatro casos que habían sido preparados por los jurados.

Dos postulantes que estaban sentados detrás de Tuppo descubrieron que él tenía el texto del caso en su poder, por lo que le informaron del hecho a Cabral que le exigió que le muestre los papeles.

Ante esto, Cabral llamó al juez Gustavo Zonis, quien ordenó la requisa que tuvo como resultado la aparición de los documentos, entre los papeles había varios casos, entre ellos estaba el sorteado y uno con la inscripción "Concepción del Uruguay". El magistrado se llevó ese documento y, aparentemente, no es el caso que se tomó dos días antes en esa provincia, aunque podría ser alguno de los otros tres que no se abrieron, publicó el diario La Nación.

Comentá la nota