Sospechan que hubo pago de coimas en el caso de los remedios

Piden investigar el patrimonio de funcionarios
La Justicia analiza citar a declarar a Héctor Capaccioli, recaudador de la campaña electoral que llevó a Cristina Kirchner a la Presidencia, en la causa en que se investiga a empresarios, laboratorios, sindicalistas y ex funcionarios por maniobras con medicamentos falsos.

Sería el primer paso para determinar si ese circuito ilegal incluye otro tipo de delitos, como el pago de coimas, que hubieran llevado al enriquecimiento ilícito de funcionarios, dijeron fuentes judiciales.

De hecho, el fiscal Luis Comparatore, que investiga junto con el juez Norberto Oyarbide el caso de los medicamentos, se presentó ayer en el juzgado para pedir que "se investigue la evaluación patrimonial de las personas involucradas en el sumario, en particular aquellas que se desempeñaron como funcionarios públicos".

La solicitud para que declare Capaccioli la realizó ayer también la oposición, por boca del diputado de la Coalición Cívica Fernando Sánchez, quien consideró que el ex superintendente de Servicios de Salud es el "nudo" del "triángulo que conforman el triple crimen de General Rodríguez, la efedrina y adulteración de medicamentos, y la financiación de la campaña presidencial de Cristina Kirchner".

"Héctor Capaccioli era el encargado de controlar todos los subsidios que se entregaron desde 2003 hasta el 2008 a obras sociales para la compra de medicamentos contra la hemofilia y el sida, oncológicos y para trasplantes, y es imposible que hoy no esté sentado frente al juez", dijo.

Actualmente, hay tres causas penales en las que se investiga a los aportantes de la campaña de Cristina Fernández: una está en manos de la jueza María Servini de Cubría; otra la tiene su colega Ariel Lijo y la tercera, Norberto Oyarbide, que indirectamente se encontró con los mismos protagonistas a través de sus propias pesquisas.

Sánchez reclamó que fuera el juez Lijo quien citara a Capaccioli para "preguntarle por qué los sindicalistas a los que daban los subsidios terminaban malversando esos fondos y adulterando medicamentos o contratando con empresas que adulteraban medicamentos", indicó. Explicó que "casi todos los subsidios que cobraba la obra social de los bancarios no estaban rendidos".

Pero no es en la causa de Lijo en la que se analiza la posibilidad de citar a Capaccioli, sino en la causa de Oyarbide, ante la presunción de que los negocios con medicamentos puedan dar pistas sobre otros delitos cometidos por altos funcionarios públicos.

Así lo revelaron a LA NACION fuentes judiciales, que señalaron, además, que Oyarbide tiene sobre un escritorio un pedido para decidir si cita a prestar declaración al titular del gremio de los bancarios Juan José Zanola y a su esposa, Paula Aballay, quien supuestamente maneja las contrataciones del policlínico bancario con droguerías.

El juez debe definir si cita al jefe de los bancarios y a su mujer, y si lo hace en calidad de testigos o de sospechosos.

Quien firmó ayer el pedido para que declaren es el fiscal de la causa, Luis Comparatore, que solicitó que el gremialista avisara si piensa salir del país. Zanola quedó envuelto en la causa cuando se incorporaron a la investigación de Oyarbide las constancias de un fideicomiso conformado por la obra social y la droguería San Javier, en manos del empresario farmacéutico Néstor Lorenzo, imputado en la causa. Ese acuerdo permitía que el 45 por ciento de los fondos otorgados a la obra social bancaria fueran a manos de San Javier.

La ex ministra de Salud Graciela Ocaña dijo que se opuso a la firma de ese fideicomiso que tenía como beneficiarios a San Javier y a la empresa Intermedicina, pero que luego se realizó merced a una autorización judicial.

Para ahondar en la pista del financiamiento electoral, la fiscalía ya pidió al juzgado de Lijo la lista de aportantes a la campaña para cruzarla con los sospechosos de esta causa de los medicamentos.

Además, la fiscalía solicitó a la AFIP que aporte informes patrimoniales de todos los involucrados, incluidos los funcionarios, y que se le pida a Interpol informes para saber si los medicamentos sospechosos pudieron haber salido del país.

Ayer, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó que Lorenzo no hizo aportes a la campaña presidencial "ni directa ni indirectamente". No obstante, en allanamientos realizados en sus empresas se hallaron recibos de aportes de campaña por casi un millón de pesos, realizados por allegados suyos como Julio César Posse y Carlos Torres, así como por las sociedades Multipharma y Global Pharmacy Service SA.

HECTOR CAPACCIOLI

Ex superintendente de Salud

Fue el recaudador de fondos para la campaña que llevó a Cristina Kirchner a la Casa Rosada. Se descubrió que algunos aportantes negaron haber entregado los fondos. Otro aportante, Sebastián Forza, apareció muerto en General Rodríguez por un presunto ajuste de cuentas de narcotraficantes.

Comentá la nota