Sospecha y polémica por el plan de alumbrado especial

Un concejal opositor deslizó que hubo cosas "bastante raras" en la licitación para contratar las obras. Y le apuntó a una subcontratista. Desde el oficialismo le contestaron con dureza: "La denuncia es infundada".-
El opositor Carlos Katz (monobloque Consenso Local) sorprendió ayer en la sesión del Concejo Deliberante al poner bajo sospecha la licitación que realizó el Municipio para contratar las obras de alumbrado, lo que generó una enérgica respuesta del bloque oficialista y un duro debate por la forma en que el Gobierno encaró el plan de contribución por mejoras.

Katz dio a entender que una de las empresas que se adjudicó la licitación –Mantelectric- tiene entre sus subcontratistas a una sociedad compuesta por personas que, de una u otra manera, tienen relación con el Ejecutivo. "Vamos a preguntar quién retira los cheques del Emvial –Ente de Vialidad y Alumbrado- a la AFIP", deslizó el edil, para quien en todo esto hay cosas "bastante raras".

Después de escucharlo, el oficialista Santiago Bonifatti dijo que la denuncia era "infundada", y apuntó que el Municipio soporta juicios por $ 3,7 millones "por malas administraciones anteriores", en obvia referencia al gobierno de Daniel Katz, hermano de Carlos.

"A mí me gustaría que las clases de moral me las den personas que administraron bien, no quienes se fueron sin hacer nada", lanzó. No fue todo: también afirmó que el gobierno municipal anterior "utilizó la devastación como política pública".

"Si tiene una denuncia, que la lleve a la Justicia. Este Gobierno no tuvo ninguna denuncia por corrupción. Y cuando hubo alguna duda, el funcionario respectivo fue separado temporariamente del cargo", agregó Bonifatti.

El de ayer, en rigor, no fue el primer capítulo de la pelea.

La semana pasada, después de una reunión de la Comisión de Obras, Katz dijo que los vecinos "tenían sospechas de corrupción" sobre el programa de alumbrado especial. Bonifatti le recordó que la administración de su hermano tuvo "media docena de funcionarios procesados". Ayer volvió sobre el tema y mencionó los "escándalos" en los que estarían involucrados hombres que se desempeñaron en el gobierno de Katz.

La disputa sobre la transparencia en el manejo de los fondos públicos llegó cuando el Concejo debatía sobre el plan de alumbrado en el marco de una cuestión previa. Los que las presentaron fueron los radicales Cristina Coria y Eduardo Abud. Según la jefa del bloque, el sistema de contribución por mejoras "sigue siendo válido, pero hay que aplicarlo bien". Abud arremetió contra la administración Pulti al asegurar que en el Ejecutivo "no hay seriedad".

Particularmente, acusó al presidente del Emvial, José María Conte, de no haber querido escuchar a un grupo de vecinos durante una reunión de la Comisión de Obras del Concejo y de no haberle remitido información sobre el plan. "No hay un barrio solo que está disconforme: son varios", subrayó.

Abud pidió, a través de un par de proyectos que presentó ayer mismo, que el programa de pago de los vecinos por las obras contemple hasta 24 cuotas para los que abonarán menos de $ 100 mensuales, y hasta 36 para los que pasen ese monto. Además, solicitó una rebaja de precios del 50 por ciento en el monto total.

Antes de lanzar sus sospechas sobre la licitación, Katz también le había apuntado a Conte. "¿Cómo hay que hacer para que lea una ordenanza?", se preguntó. Fue porque el titular del Emvial pretendería, en ciertos casos, poner al cobro las obras por adelantado, cuando eso está expresamente prohibido por la ordenanza de contribución por mejoras que aprobó el Concejo.

La falta de comunicación con los vecinos y la implementación defectuosa de los registros de oposición fueron, a juicio de la oposición, los otros problemas del plan.

El oficialismo, que procuró responder cada embestida opositora, señaló que contra Conte "hay una cuestión personal", pero admitió que la comunicación con los vecinos "pudo no haber sido eficaz". Lo que negó enfáticamente fue que haya habido un mal uso de los registros de oposición: "La ordenanza se ha cumplido como corresponde".

Martillo

En medio de su duro discurso contra el plan de alumbrado especial del gobierno de Pulti, el concejal Eduardo Abud pidió permiso… para sacar un martillo de abajo de su banca. "Si al martillo lo usamos bien, clavamos un clavo, pero si lo usamos mal, nos lastimamos las manos", dijo. De esa manera buscó graficar la forma en que el Ejecutivo utilizó la herramienta de la contribución por mejoras "que le dio este Concejo" para llevar adelante las obras. Un dato anecdótico: el concejal Abud es herrero.

Un "salto" que no fue

Las obras de alumbrado y pavimentación que pretende realizar el gobierno de Gustavo Pulti a través del sistema de contribución por mejoras continúan generando polémica con un nuevo ingrediente, que según determinó un concejal opositor podría "terminar en un escándalo": la solicitud del Ejecutivo de rubricar un acuerdo con una cooperativa para que financie a los vecinos dichas obras en el norte de la ciudad.

El edil Carlos Katz confirmó que el oficialismo elevó un expediente para que sea tratado ayer sobre tablas en el Concejo Deliberante en relación a esta cuestión. Katz había adelantado en horas de la mañana de ayer en declaraciones radiales que tanto él como otros concejales "ni locos" iban a acceder a que el tema sea tratado sin que pase por las comisiones, algo que finalmente sucedió.

La intención del Gobierno municipal es, mediante un proyecto de ordenanza, que el órgano deliberativo avale un convenio suscripto entre el Emvial, la Cooperativa Telefónica Carlos Tejedor (Copetel) y entidades vecinales para ejecutar las obras de alumbrado y pavimento.

"Hay que estudiar muy bien ese expediente y en mi opinión, hay un gran signo de interrogación, una gran duda, acerca de si corresponde o no que el Estado municipal se ponga a ser funcional en el juego del préstamo de dinero, porque no es más ni menos que esto: no lo va a financiar al municipio, sino a cada vecino", sentenció Katz y concluyó al decir que "esto viene de lejos, vienen tratando de meter una puntita en algún negocio que no tiene nada que ver con lo que hace la Municipalidad y creo que va a terminar en un escándalo".

Comentá la nota