Sortearán la cancelación de cuatro casas a fin de año

El Programa de Vivienda de San Luis, premiará a quienes se encuentren al día con sus cuotas. Harán dos sorteos: uno en diciembre y otro en febrero de 2010. Será por un total de 8 hogares.
Pablo Berardo, jefe del Programa de Vivienda anunció a El Diario de la República que el 23 de diciembre sortearán entre los adjudicatarios que tienen sus cuotas al día la cancelación de 4 viviendas. Se trata del primer sorteo del año que el Programa realiza con el fin de premiar a los contribuyentes. Está planeado un segundo sorteo para febrero del año que viene también por 4 casas. Tienen su participación asegurada los beneficiarios que lleven sus cuotas al día, que no estén en un plan de refinanciación o que ya hayan cancelado dicho plan.

El objetivo del sorteo es que los vecinos vean los beneficios que tiene el mantenerse en regla. Sucede que el área tiene problemas para lograr que la gente lleve las cuotas de sus viviendas al día. El índice de morosidad es alto, además explicó que hay situaciones que no entienden "que la gente se haya retrasado un tiempo y que por eso se les ofrezca un plan es entendible; pero lo que ya no entendés es que ni siquiera se adhieran a un plan de refinanciación", sentencia Berardo.

Actualmente la repartición lleva a cabo un operativo para verificar el estado de habitabilidad de las viviendas, es decir que fueron a controlar si los titulares vivían allí. Encontraron que muchas casas no estaban habitadas, o se encontraban en alquiler o habían sido prestadas por sus dueños. Todas estas situaciones están prohibidas por la ley de viviendas.

Al comprobarse estas irregularidades, los titulares de las casas serían desadjudicados ya que no cumplirían con la finalidad social que el programa le otorga a la entrega de las viviendas. En caso de llegar a esta instancia, las casas vuelven a manos del Estado provincial para ponerlas a disposición de quienes las necesiten. "Lamentablemente no hemos podido cubrir la necesidad de vivienda de todos y sabemos que hay gente que respetaría el fin social de la vivienda y que sabe que la recaudación del Estado también depende del pago de los beneficiarios", afirmó el funcionario.

A esto se suma la preocupante situación de la falta de pago. El titular del programa opina que el problema central es que la "gente no es consiente del valor de una vivienda: que son cuotas accesibles y que hoy tener una vivienda con la crisis mundial, es un lujo".

De manera que el programa está delineando un plan de relevamiento para poder establecer con exactitud el mapa de los morosos y fijar una fecha límite para que puedan mejorar su condición.

"Le pido a la gente que pague las casas, que vamos a poner una fecha límite, que hay planes de refinanciación: si uno cancela la deuda tiene el 20% de descuento y si quiere cancelar las cuotas que le quedan para terminar, tiene el 30% de descuento, también lo pueden pagar entregando crédito fiscal", reclamó Berardo. Y agregó que con los contribuyentes pagando las cuotas al día se cierra un círculo virtuoso que permitiría a la provincia continuar edificando casas.

La provincia destina el 100% de los fondos del FONAVI y los que envía la Nación, para viviendas sociales. Las 56.000 casas constituyen la mitad de los hogares de San Luis, que serían más si Nación pagara a la provincia los dos planes de vivienda que le adeuda.

Comentá la nota