Sorpresiva visita del secretario de Defensa de EEUU a Irak

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, llegó a Irak para analizar con las autoridades locales la situación en el país tras la retirada parcial de las tropas estadounidenses, informaron fuentes oficiales
El avión que trajo a Gates a Irak aterrizó en la base militar de Talil, en el sur de Bagdad, para reunirse con comandantes militares iraquíes y estadounidenses con el fin de realizar una evaluación castrense, según las fuentes.

La visita inesperada de Gates se produce un mes después de que las tropas estadounidenses destacadas en Irak se retiraran de las ciudades, para cumplir con los acuerdos de seguridad firmados entre los dos países en diciembre pasado.

Según la televisión iraquí, Gates se reunirá en Bagdad con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, y con su colega iraquí, Abdel Qader Jasim, y también viajará al Kurdistán iraquí, donde el sábado se celebraron elecciones generales.

Gates, que llegó a Irak procedente de Jordania, dentro de una visita por la región que previamente le llevó a Israel, ya se había reunido con Al Maliki el pasado jueves, en Washington, para analizar las nuevas necesidades de defensa de Irak.

Durante esa visita a Washington, Al Maliki dijo que, a pesar de que los acuerdos del 2008 fijan la retirada definitiva de las tropas de EEUU para fines del 2011, si Irak aún necesita de expertos para adiestrar a sus fuerzas, se podrá reconsiderar la fecha de la retirada de acuerdo con las nuevas necesidades.

Esta es la décima ocasión que llega a Irak Robert Gates desde que se encargó del Departamento de Defensa, el 18 de diciembre del 2006. La anterior se llevó a cabo el 15 de septiembre pasado.

Según la agencia local "Aswat al Iraq", está previsto que Gates y Al Maliki ofrezcan por la tarde una rueda de prensa para hacer una valoración de su visita.

Antes de llegar a Irak, Gates se reunió ayer con el rey Abdalá de Jordania, y allí expresó su esperanza de que Irán responda positivamente a la oferta de diálogo lanzada por la Casa Blanca para cerrar la crisis generada por su programa nuclear.

"Nuestra esperanza es que Irán responda a la mano que le ha tendido el presidente de EEUU, Barack Obama", declaró Gates en una rueda de prensa en la embajada de EEUU en Ammán.

Pero también señaló que si las negociaciones no tienen éxito, "EEUU está preparado para imponer mayores sanciones a Irán".

Previamente, Gates había viajado a Israel y allí se reunió con el ministro de Defensa, Ehud Barak.

La vista de Gates por la región coincide con la gira por varios países de la zona del enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, George Mitchell, dentro de una ofensiva de EEUU por relanzar el proceso de paz regional.

Comentá la nota