Sorpresiva visita a Las Heras del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno

Uno de los funcionarios nacionales más polémicos y carismáticos, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, estuvo ayer por algunas horas en la localidad de Las Heras donde firmó un preconvenio con el Ministerio de la Producción de Santa Cruz para implementar un sistema de engorde de hacienda a corral y posterior faenamiento (Feed Lot) que favorecerá a criadores de ganado.
Además, para mantenerse a tono con su función específica, controló precios en algunos comercios y matizó sus charlas con célebres frases del general Juan Domingo Perón.

El político que alcanzó relevancia pública a pesar de la relativa importancia de su cargo y que recibe duras críticas de sectores opositores que lo califican de "autoritario e incompetente", Guilermo Moreno, llegó ayer muy temprano al aeropuerto de Comodoro Rivadavia a bordo de un vuelo regular de línea.

Allí lo aguardaba el ministro de la Producción de Santa Cruz, Jaime Alvarez, con quien -además de un reducido grupo de colaboradores- se trasladó a Las Heras en un helicóptero Dahupin de la Prefectura Naval Argentina.

Su presencia no pasó desapercibida por los vecinos de esa localidad ya que si bien la mayoría no sabía que se trataba de Moreno, intuía que una "autoridad importante había llegado" debido al despliegue que rodeó sus movimientos.

Hizo una recorrida por varios comercios, entre ellos el supermercado La Anónima, la panadería La Fueguina y un almacén de barrio, en la que estuvo acompañado por el intendente anfitrión, Teodoro Camino, su par de Pico Truncado, Osvaldo Maimó, y sus respectivos asesores y el diputado Juan Hamer.

LA INICIATIVA

La información oficial acerca de la visita de Guillermo Moreno a Las Heras dio cuenta que el preacuerdo que firmó con el ministro Alvarez dará lugar a que la semana próxima el Ejecutivo Provincial y el Gobierno nacional firmen un convenio definitivo para financiar la construcción de instalaciones que permitan cerrar el ciclo de engorde de hacienda a corral y su faenado en Santa Cruz, buscando mejorar la economía del sector productivo ganadero, generar puestos de trabajo y acceso de carne fresca a bajo costo.

Al respecto, el ministro Alvarez destacó que esta decisión tiene por objetivo "estabilizar el sector agropecuario, mejorar el sistema de invernada para que el ciclo de engorde de la hacienda sea terminado en la Provincia", lo cual permitirá disminuir fletes y otros costos y "llegar con carnes de excelente calidad a bajos costos, a todos los habitantes de la Provincia".

Sobre la procedencia de la hacienda que será parte de este sistema, el responsable de la cartera productiva indicó que "será santacruceña, ya que cuando llega el otoño-invierno, por falta de forraje, la misma es adquirida por compradores que la llevan a Chubut y Río Negro o La Pampa y Neuquén para que terminen su ciclo de engorde y sean comercializadas tanto en Santa Cruz como en otras provincias".

CONTROL DE PRECIOS

Cabe destacar además que durante la jornada de ayer también se analizaron aspectos de los acuerdos de precios celebrados por el Gobierno provincial, a través de la Dirección Provincial de Comercio e Industria, con las cadenas de supermercados existentes en Santa Cruz.

Durante las reuniones de trabajo, Moreno se manifestó en reiteradas oportunidades la voluntad de la presidente Cristina Fernández en generar alternativas para mejorar el consumo de los santacruceños, como así también la producción e industrialización de los recursos.

Posteriormente, tuvo lugar un encuentro entre autoridades del Ministerio de la Producción, la Municipalidad local, las Cámaras de Comercio e Industria de Las Heras y Puerto Deseado, en el que el funcionario nacional pudo conocer en detalle los aspectos que hacen a la realidad económica del sector.

Parafraseando dichos de Perón

Guillermo Moreno fue reticente al formular declaraciones a periodistas de Las Heras e incluso de la Dirección Provincial de Prensa, aunque en todo momento se mostró amable con los trabajadores de prensa.

Además, por tratarse de un personaje político mediático debido a sus ocurrentes actitudes e incluso respuestas con palabras de subido tono, lo que hizo y dijo ayer no pasó desapercibido.

A modo de ejemplo, se cuenta que constantemente matizaba sus charlas con históricas frases del general Juan Domingo Perón, tales como "el hombre es bueno, pero si se lo controla es mejor" y "mejor que prometer es realizar".

Cierto es también que esta vez no se le escuchó decir ningún exabrupto ni realizar gestos grandilocuentes, pero fiel a su estilo, tomó contacto directo "in situ" con algunos pequeños comerciantes. Así por ejemplo, cuando acudió a un almacén de barrio, pidió a la señora que lo atendía que llamara a su esposo ya que quería hablar personalmente con él.

Cuentan que realizó algunas bromas y le preguntó a qué precio adquiría la harina y al conocer ese detalle, llamó inmediatamente al gerente de una empresa mayorista ubicada en Cañuelas, Buenos Aires, para cotejar el costo inicial, a modo de evaluar los recargos que sufre el producto hasta que llega una ciudad del interior del país.

El secretario de Comercio Interior hizo base en la confitería de un hotel y a media tarde volvió a abordar el helicóptero hasta Comodoro Rivadavia, donde luego de una escala de una hora, regresó a Buenos Aires.

Comentá la nota