Sorpresiva inspección judicial en las casas de los hermanos Noble Herrera

Sorpresiva inspección judicial en las casas de los hermanos Noble Herrera
El juez se llevó cepillos de dientes y peines de los jóvenes para nuevas pruebas.
Sorpresivamente, el juez federal de San Isidro Conrado Bergesio dispuso ayer la búsqueda de elementos personales de Marcela Noble Herrera y Felipe Noble Herrera en sus respectivos domicilios, a fin de obtener nuevas muestras del patrón genético de ambos.

El juez ordenó la nueva y polémica medida apenas 24 horas después de que ambos jóvenes se sometieran voluntariamente a la extracción de muestras de sangre en el marco de una causa vinculada a los trámites de adopción de los hijos de Ernestina Herrera de Noble.

Uno de los abogados de Marcela y Felipe Noble Herrera, Jorge Anzorreguy, confirmó los procedimientos realizados por efectivos de la delegación San Isidro de la Policía Federal y destacó que los dos jóvenes entregaron voluntariamente los elementos solicitados por el juez Beregsio.

Anzorreguy explicó que no se trató de "allanamientos" sino de "inspecciones domiciliarias" ordenadas por el juzgado en los lugares de residencia de Marcela Noble Herrera y Felipe Noble Herrera, en las afueras de la localidad bonaerense de San Isidro.

Los jóvenes entregaron "espontáneamente" el material requerido "como cepillos de dientes y cabellos" para buscar "células desprendidas de los cuerpos", añadió el letrado. En esos elementos personales los científicos pueden encontrar ese tipo de células y también luego tomar nuevas muestras de ADN.

Anzorreguy adelantó que los abogados de los hermanos Noble Herrera "pedirán la nulidad del procedimiento por la ilegalidad del episodio y la inconstitucionalidad del mismo" respecto de la inspección de ayer en sus domicilios (Ver "Pedirán ..."), en atención a la extracción de sangre voluntaria realizada el martes por peritos oficiales del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial.

"Pude hablar con Marcela. Ella estaba bien pero sorprendida porque teniendo en cuenta la entrega voluntaria de sangre (del martes último) no se entiende esta medida", agregó el abogado.

La extracción de sangre en el Cuerpo Médico Forense, concretada el martes, había sido solicitada por los hermanos Noble Herrera en 2003 pero se dilató por una serie de presentaciones de las familiares querellantes y de las Abuelas de Plaza de Mayo.

De las tres muestras sanguíneas tomadas el martes, dos quedaron en custodia del Cuerpo Médico Forense y la tercera en poder del juez Bergesio, según indicaron fuentes judiciales, al tiempo que agregaron que las tomadas ayer en los domicilios quedarían resguardadas en los mismos sitios.

Las muestras de ADN de los jóvenes se cruzarán con las de las dos familias querellantes García-Gualdero y Miranda-Lanouscu. El procedimiento tardará en conocerse entre 15 y 45 días. Se trata de un examen de histocompatibilidad.

"Ahora sólo resta que se sorteen los laboratorios donde se realizarán los análisis de ADN", dijo el abogado corroborando así que la determinación será "tercerizada", dado que el Cuerpo Médico Forense carece de infraestructura necesaria para realizar los análisis.

Por su parte, Bergesio habilitó ayer su tribunal para que durante la feria judicial de enero se pueda seguir procesando el expediente.

A su vez parte, el abogado de las Abuelas de Plaza de Mayo, Mariano Gaitán, dijo que las pruebas recolectadas por el juez, "cumplen en principio con lo que marca la ley" aunque "no hay garantías sobre la forma en que se realizaron".

Gaitán agregó que "no se entiende por qué el juez (Bergesio) adopta esta medida, que corresponde atento a lo que marca la ley, recién ahora, luego de haber ordenado en el día de ayer (por el martes) una medida irregular y contraria a la ley recientemente sancionada".

Gaitán explicó que "Abuelas no pudo tener acceso a las actuaciones sobre los allanamientos realizados hoy (por ayer), de modo que no podemos saber de qué forma y con que garantía se realizaron".

Precisó que las muestras de células desprendidas tomadas durante la inspección judicial quedaron a resguardo del magistrado y que ahora "esperamos que el juez Bergesio ordene su análisis en el Banco Nacional de Datos Genéticos, único organismo autorizado por la ley como perito".

"La nueva ley indica que se tiene que realizar en el Banco Nacional de Datos Genéticos y cotejar con todos los grupos registrados allí", concluyó Gaitán.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, también habían criticado el hecho de que la extracción de sangre fue realizada en el Cuerpo Médico Forense y no en el Banco Nacional de Datos Genéticos que funciona en el hospital Durán.

Además, Carlotto había amenazado con promover un juicio político contra Bergessio. En esa línea, también se había expresado el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde.

Sin embargo, la extracción dispuesta por el juez en el Cuerpo Médico Forense había sido avalada por la Corte Suprema de Justicia, la Cámara Nacional de Casación Penal y por la Cámara Federal de San Martín, entre otras instancias judiciales.

Comentá la nota