Sorpresas y excluidos en el acuerdo radical

Sólo resta definir los integrantes de la junta de gobierno provincial para formalizar la unidad.

Lenta y trabajosamente, los radicales ultimaban ayer, al cierre de esta edición, la distribución de los cargos en los órganos de gobierno de la UCR, para presentar hoy, a primera hora, el acuerdo de la lista Roja y Blanca-Celeste con la Roja y Morada. Mediante una nómina unificada, los dirigentes del centenario partido evitarán las urnas el domingo y normalizarán por consenso al distrito Tucumán, intervenido desde hace dos años.

La definición de los delegados al comité nacional arrojó novedades. Los titulares serán el edil José Luis Avignone, la dirigente Sofía Herrera, el ex titular de la convención provincial Ariel García, y, sorpresivamente, el legislador Jorge Mendía. Su par, José Cano, resignó su puesto y será el primer suplente. "Mi mensaje es que no importa que sea el primer senador del partido en medio siglo: lo que está por sobre todo es la unidad del partido", manifestó ayer a LA GACETA.

En la designación de los delegados a la convención nacional de la UCR también hubo hechos nuevos, como el regreso del ex legislador Juan Robles a las filas del centenario partido. Fue propuesto por la lista Roja y Blanca Celeste, junto con Julio César Herrera (actual co-interventor) y, como había adelantado LA GACETA, el intendente de Simoca, Luis González. La Roja y Morada sentará allí al titular del gremio de empleados de la AFIP, Fabricio Suárez, y a la abogada Lía Raquel López, además de al actual secretario de la convención nacional, Esteban Avila.

Restaba definir la integración de los 16 puestos de la junta de gobierno provincial, que será presidida por el ex legislador Federico Romano Norri, cuyo vicepresidente será el ex edil Raúl Moreno.

Sí se confirmó que la convención provincial será presidida por el ex diputado Félix Mothe, seguido del dirigente Brígido Ibarreche. Y quedó firme que la Juventud Radical será presidida por Williams Fanlo, secundado por Federico Peralta.

El acuerdo dentro de la UCR también dejó grupos relegados. En especial, el de los universitarios.

El secretario de Bienestar Universitario de la UNT, Ramiro Moreno, participó del espacio "Consenso Radical": buena parte de sus dirigentes engrosaron luego la lista Roja y Morada. Y el subsecretario administrativo, Luis Sacca, había propiciado una tercera nómina, la Roja, con el ex diputado Miguel Mibelli como referente, y el apoyo velado del legislador Roberto Palina. Ninguno de esos grupos consiguió lugares de poder: el sector de Cano hizo valer que la interna universitaria quedara fuera del nuevo esquema. Por ello, José Hugo Saab, socio político del senador electo y ex secretario general de la UNT, se retiró temprano de la contienda.

Precisamente, el actual reparto de poder en la UCR también insinúa que está muy lejos un eventual regreso de Palina a sus filas, ya que el parlamentario sólo obtendrá algunos espacios en las juntas departamentales del interior. No se descarta, incluso, que él forme en 2010 su propio partido.

Comentá la nota