Hay sorpresa: Godoy Cruz ya es uno de los punteros

Hay sorpresa: Godoy Cruz ya es uno de los punteros
Con un cabezazo de Caruso, se impuso a Arsenal, que perdió el invicto y dejó su condición de líder.
Casi sin avisar, con el argumento de tratar bien la pelota, Godoy Cruz le está perdiendo el miedo a la palabra descenso. Después de siete partidos sin perder, no sólo su promedio ha engordado. Desde anoche, después de ganarle 1-0 a Arsenal en un partido que tuvo suspenso hasta el minuto final, el equipo mendocino es uno de los punteros del Clausura y esa altura en la tabla lo aleja de los sofocones.

Con dibujos tácticos iguales -cuatro defensores, cuatro volantes, dos delanteros por bando-, Godoy Cruz y Arsenal mostraron también ideas similares para buscar el arco rival. De un lado y del otro se desprendían volantes, especialmente los laterales, para sumarse a los delanteros y tratar de llegar haciendo circular la pelota.

Esa similitud, sin embargo, dio lugar a un primer tiempo de trámite desparejo, con pasajes de dominio de uno y de otro, y también lagunas en las que pasaba poco y nada de interés.

Aunque Arsenal tuvo el primer tiro libre cerca del área -Yacuzzi pateó alto-, fue el local el que sacó provecho de su primera chance neta. A los 4 minutos, Figueroa tomó un tiro libre desde 25 metros que se estrelló en el travesaño, la pelota dio en el pie de Campestrini y Caruso, de cabeza (y en posición dudosa) mandó la pelota a la red.

A Arsenal, que en las dos primeras fechas no había sufrido goles en contra, le costó asimilar el golpe unos minutos. Godoy Cruz trató de aprovecharse de esa confusión, y casi lo logra poco después, cuando Caruso sacó un centro desde la derecha que Figueroa no pudo conectar bien.

Las proyecciones de Encina y Figueroa le daban vuelo al juego ofensivo local, pero a partir de los 20 el ataque de Godoy Cruz empezó a perder fuerza.

Enfrente, Arsenal tomaba riesgos. Sena y Díaz se adelantaron para tomar a Figueroa, el mejor del partido, y Encina y "liberar" a Carrera y Yacuzzi para sumarse el ataque. Igual, al equipo de Garnero le costó acercarse a Ibáñez por un rato. Pero en los cinco minutos finales de la etapa lo logró y estuvo tres veces cerca del empate. La más clara fue un remate de Sena desde lejos que superó a Ibáñez y dio en el palo; Leguizamón tomó el rebote, pero remató desviado.

Apenas arrancó el complemento, Dutari logró quitarle justo a Carrera cuando estaba por definir, y en la jugada siguiente Campestrini se lució en un remate desde muy cerca de Borghello. Todo pasó en menos de un minuto, y de ahí en más el partido entró en otro ritmo de emociones. Porque los visitantes iban por el empate aunque arriesgararan, y Godoy Cruz aceptó el desafío. Así, la pelota pasaba poco tiempo en el mediocampo y estaba seguido cerca de los arcos. Los dos estuvieron cerca de anotar más de una vez, aunque las más claras las tuvo Godoy Cruz, y por eso Campestrini tuvo más trabajo que Ibáñez.

Pudo ser empate, pero Godoy Cruz se quedó con los tres puntos, y se prueba con gusto el traje de puntero.

Comentá la nota