Sorpresa: coparticipación de julio sube 11%

Contra los pronósticos oficiales, en la primera quincena de este mes aumentaron los giros de la Nación y se duplicó la tasa de crecimiento respecto a junio.
A pesar de los signos de alerta temprana, la coparticipación federal de impuestos en la primera quincena de julio no exhibió todavía la temida caída nominal que esperaban observadores oficiales e incluso algunos analistas privados. De hecho, en lo que va del mes, el aumento de los envíos nacionales duplicó en porcentaje al incremento de junio (10,5 por ciento vs. 5,2 por ciento). Es más, computados 12 días hábiles, la coparticipación de julio es 11,5 por ciento más alta que en junio (267,2 M vs 239,6 M), más allá de que las cifras finales serán inferiores este mes por simples razones estacionales (el segundo trimestre siempre es el más importante por los vencimientos de ganancias y bienes personales). La información oficial del Ministerio de Economía indica también que la primera mitad de julio finalizó con un crecimiento del 10,5 por ciento respecto al mismo período del año pasado, tomando como base los doce primeros días hábiles de cada mes.

La genuina preocupación del gobierno cordobés por lo que puede suceder en el segundo semestre del año todavía no cobró una forma dramática ni mucho menos, ya que si bien los ingresos de la Nación no evolucionan al mismo ritmo que los gastos de la Provincia ni que la inflación, todavía se mantiene relativamente a flote. Incluso existía un gran temor de que en julio la recaudación de origen nacional se derrumbara como consecuencia del doble impacto de la recesión y la contracción adicional de la actividad generada por la epidemia de la gripe A. Sin embargo, todavía no hay signos claros de una caída nominal. En total, la Nación giró a la Provincia 267,2 millones de pesos, por lo que se puede estimar que en los diez días hábiles restantes ingresarán al fisco alrededor entre 270 y 300 millones de pesos más, dado que normalmente en la segunda parte de cada mes se incrementan los envíos automáticos.

En los siete primeros meses del año los ingresos de coparticipación que recibe la Provincia no sólo no pronunciaron su caída, sino que además, se mantuvieron a flote por encima del año anterior: en lo que va de 2009 se giraron 3.366 millones (excluido el fondo sojero) en tanto que en 2008, en el mismo período, la Provincia recibió 3.095 millones. Esto implica que los ingresos de origen nacional se incrementaron 271 millones, o el 8,8 por ciento. Sin embargo, la evolución de la coparticipación fue zigzagueante; entre enero y marzo las transferencias apenas aumentaron en enero, pero crecieron fuerte en febrero (12,4 por ciento) y marzo (22,8 por ciento). Este último incremento, inusual, se debió a que marzo de 2008 fue un mes donde la actividad económica estuvo prácticamente paralizada por el conflicto del campo. En el trimestre, la suba fue del 10 por ciento interanual.

En el segundo trimestre los aumentos fueron de un dígito (abril, 5,3 por ciento; mayo, 9,1 por ciento; junio, 5,2 por ciento), por lo que la suba interanual ascendió a 6,7 por ciento. Este trimestre, en términos nominales, fue el de mayor coparticipación recibida por Córdoba en las últimas dos décadas: 1.730 millones de pesos, con un récord absoluto en mayo (651 millones).

Fondos disponibles

No obstante, la Provincia parece decidida a curarse en salud, y por eso resolvió salir a colocar en el mercado un título de deuda por hasta 150 millones de dólares, con una tasa del 12 por ciento anual, que se abonará en pesos al tipo de cambio actualizado y como fecha de vencimiento el año 2017. El objetivo sería conseguir fondos frescos para poder seguir financiando obras de infraestructura. Sin embargo, vale recordar que la Provincia todavía cuenta con 57.634.268,75 dólares (unos 220 millones de pesos) disponibles, correspondientes al préstamo del Banco Mundial IBRD73980 por 75 millones de dólares y cuya fecha de vencimiento es 2012.

Comentá la nota