Soria sobreseído en causa por presiones a jueces

El intendente de Roca y ex jefe de la SIDE, Carlos Soria, fue sobreseído en Buenos Aires en la causa por presuntas presiones a jueces federales durante su paso por la Secretaría de Inteligencia del Estado en 2002.
La Cámara Federal ratificó el sobreseimiento del ex jefe de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), y actual intendente de General Roca, Carlos Soria, en la causa penal en la que fue denunciado por supuestas presiones a jueces para que, a principios de 2002, encarcelaran a tres banqueros y al ex ministro de Economía Domingo Cavallo.

Fuentes judiciales confirmaron que la medida fue dictada por la Sala II del tribunal que consideró que con los elementos de prueba reunidos durante los años que duró la pesquisa "no se ha podido demostrar que Soria haya llevado a cabo la conducta que se le reprocha".

El sumario por el presunto delito de "coacción", lo inició un abogado en abril de 2002 basado en una nota del periodista Horacio Verbitsky publicada por el matutino Página/12.

Según el artículo, en una reunión realizada en enero de 2002 con dos camaristas federales, Luisa Riva Aramayo y Gabriel Cavallo, y seis jueces de ese fuero, Juan Galeano, Jorge Ballestero, Jorge Urso, Rodolfo Canicoba Corral, Claudio Bonadío y Sergio Torres, el entonces jefe de la SIDE habría reclamado que metieran presos a Cavallo y a los banqueros Eduardo Escasany, José y Carlos Rohm.

La detención del ex ministro o los banqueros serviría para "apaciguar el reclamo de la gente", en épocas de cacerolazos y protestas contra el bloqueo y "pesificación" de fondos en los bancos.

Soria habría sugerido que la detención de Cavallo podía disponerse en la causa sobre el "megacanje" de la deuda -entonces a cargo de Ballestero- y advertido a los magistrados que, para el caso de no acceder a su reclamo, el Poder Ejecutivo Nacional podría activar un proyecto de puesta en comisión de los jueces.

La Sala II de la Cámara consideró que "tras la realización de diversas medidas de prueba tendientes a esclarecer los hechos denunciados, tales como declaraciones testimoniales de los periodistas" que escribieron sobre el tema, y los magistrados mencionados en las notas, "no pudo acreditarse la comisión del hecho imputado".

Los periodistas "ratificaron lo expuesto en sus notas, pero no aportaron la fuente de información amparados en el secreto profesional, a la vez que todos los magistrados que testificaron y que concurrieron a la reunión en la casa de la fallecida doctora Riva Aramayo, negaron que hayan existido las exigencias" de Soria, sostuvieron los camaristas Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah.

Comentá la nota