Soria rompe con los K: dijo que no hacen falta para ganar en 2011

"No siento ni pienso como ellos", sostuvo. Críticas para Pichetto

"No necesitamos del gobierno nacional para ser gobierno en Río Negro", sostuvo ayer en Roca el presidente del PJ, Carlos Soria.

De esta manera, el intendente y aspirante a gobernador quebró públicamente su relación con el kirchnerismo y marcó una nueva línea divisoria hacia el interior del partido en la provincia, más precisamente con Miguel Pichetto, jefe del bloque oficialista en el Senado.

Soria cerró en la Asociación Española el "Foro Río Negro 2011", que durante dos días debatió proyectos sobre seis ejes temáticos.

Durante todo su discurso hizo referencias indirectas a los que "viven de la política", "se referencian en Nación" y "lamentablemente siguen pensando que las cosas que se hicieron en el pasado se pueden repetir, total es cuestión de mantenerse".

Pero sobre el final dejó de lado los eufemismos y dejó en claro que no quiere saber nada de Néstor o Cristina Kirchner involucrados en las decisiones del peronismo provincial.

"Los que hoy son socios en Río Negro del gobierno nacional seguramente piensan y sienten como ellos. Y como yo no siento ni pienso como ellos en muchas de las cosas que están haciendo puedo decir con absoluta libertad que desde la presidencia del PJ vamos a provincializar todas las cosas que tenemos que hacer, para diferenciarnos de lo que no hay que hacer ni acá ni allá", expresó.

Antes había dicho que estaba seguro que sus palabras llegarían hoy mismo a la mesa de la presidenta "en un papel que se llama ´blanquito´", pero se mostró despreocupado por eso y avanzó.

Soria también criticó al Frente Grande y al MPP, que en simultáneo hacían otro foro en Cipolletti (ver aparte). "Acá cerca había otro foro, que se llamaba de opinión... o buscando empleo", ironizó primero, para indicar luego que "desconfío de los que siendo parte hoy del mismo gobierno están buscando nuevas opiniones", porque "en realidad, están garantizando el tercer lugar" para dividir a la oposición.

En la arenga a los dirigentes y militantes que participaron del foro (en su gran mayoría funcionarios del municipio roquense), , dijo que "el control está en nuestras manos y somos los que tenemos la posibilidad de cambiar, porque no tenemos la obligación de pasar de Reussi a Berraz, de Berraz a Sartor, de Sartor a Lazzeri, de Lazzeri a Flavors, de Flavors al Banco y así con una lista interminable".

Desde el PJ adelantaron que este tipo de encuentros se repetirán a lo largo del 2010. También se aclaró -ante el malestar de algunos docentes- que el local de la Unter Roca utilizado el viernes no fue prestado por el sindicato sino que fue alquilado.

Comentá la nota