Soria promete más exclusiones

Soria promete más exclusiones
En Viedma cargó contra el gobierno, Odarda, Gatti, Weretilneck y la prensa.
VIEDMA (AV).- El intendente de Roca y presidente del PJ, Carlos Soria destacó que "sabemos lo que no queremos" y reivindicó así la puesta en marcha del proceso de expulsiones en el partido, adelantando que vienen el turno del ministro de Gobierno, Carlos Larreguy, el diputado nacional Juan Scalesi y el dirigente Walter Cortés.

Entendió que esas expulsiones futuras serán "emblemáticas" pero "vamos despacio, primero le haremos tortura mental", poniendo como ejemplo que "no hay que repetir viejas historias sobre que recitan las 20 verdades peronistas y al día siguiente se venden al mejor postor".

Ayer, Soria visitó Viedma en el proceso de reorganización partidaria, ratificando su presencia política con vista a su candidatura a gobernador para el 2011. Su paso fue polémico, pues a las ofensivas al gobierno radical incorporó fuertes cuestionamientos a los legisladores Magdalena Odarda y Fabián Gatti, y al intendente de Cipolletti, Alberto Weretilneck. No faltaron tampoco reiteradas críticas a los periodistas.

Al oficialismo provincial lo calificó de "langosta", y entendió que Odarda y Gatti son "presidentes de sucesivas cooperativas que cobran de la política". Consideró que el jefe comunal cipoleño "es un estadista que se dedicó a escribir y se olvidó del asfaltado de la ruta 22 para que podamos pasar por esa ciudad que -ironizando sobre el eslogan- ´merece ser vivida´ cuando alguien la cuide".

Relativizó diferencias con el senador Miguel Pichetto. En ese sentido, puso incómodo a numerosos militantes del justicialismo que llegaron a la Unidad Básica de Viedma para escucharlo. Es que les exigió a que "levanten la mano" si es que en la sala había algún "pichettista". Nadie lo hizo frente a ese desafío público.

Al cargar contra Saiz, Soria recordó su pasado "inútil" como intendente de Roca mientras destacó sus logros en esa ciudad y rechazó las presiones sobre la creación de juntas vecinales porque "favorecen al clientelismo".

En varias ocasiones, el intendente cargó contra los periodistas, especialmente planteando sospechas de sus intenciones y aludiendo a mandatos de la Secretaría de Medios. No faltó el cruce y la queja del periodismo, y Soria replicó que publicará "próximamente el nombre de todos los periodistas que cobran de la Secretaría de Medios". Antes había defendido la difusión partidaria de los becados. "Voy a seguir publicando el nombre de los traidores, voy a seguir publicando el nombre de los becados y voy a seguir publicando el nombre de los corruptos", sentenció.

Comentá la nota