Soria cierra la posibilidad de dialogar

El intendente Carlos Soria ratificó ayer que no asistirá a ningún proceso de diálogo político y calificó de "inútil" al gobernador Miguel Saiz, al responsabilizarlo por la actual situación económica que padece la provincia.

El jefe comunal se diferenció de la actitud que adoptaron otros intendentes. Si bien justificó que estén interesados en analizar problemas como la inseguridad y la culminación de obras, sostuvo que el diálogo institucional y político debe ser otra cosa. "Tiene que estar sentado el gobernador. Yo no puedo estar sentado con Rodríguez (ministro de Gobierno) al cual he señalado como un ladrón tanto tiempo o con Pega que es un corrupto. O con el gobernador o con la gente que está denunciada, con los dos no", sostuvo Soria.

En medio de una improvisada conferencia de prensa realizada ayer en Adanil, los periodistas lo consultaron si aceptaría una posible invitación de Saiz para abrir un canal de diálogo.

"No, a esta altura del partido no. No tengo nada para aprender de un inútil", respondió el intendente y agregó que para cambiar esa imagen deberá demostrar que "es capaz de cambiar y de revertir la situación económica de la provincia".

Soria también hizo referencia a dichos del presidente de la Liga de Intendentes, Domingo Garrone, quien aseguró que casi todos los jefes comunales respaldan a Miguel Pichetto para el 2011.

"Una cosa es lo que dicen y otra cosa es lo que hacen. Para el momento de hacer falta mucho", dijo Soria quien aseguró que guarda "respeto y cariño" por esos dirigentes.

Comentá la nota